Cómo superar el primer encontronazo con tus suegros

DF Fotos

DF Videos

La relación con tu pareja va viento en popa, lleváis un tiempo saliendo juntos y un buen día tu chico te dice que desea que conozcas a sus padres. ¡Vaya! Piensas que la cosa va en serio y que este paso es fundamental para ti, ¿qué vas a hacer?

Te asaltan dudas, nervios... tu novio habla maravillas de su madre y pone a su padre en un pedestal. Tú solo sabes poner una sonrisa en tu boca (un poco fingida) cuando te lo propone y solo aciertas a decirle un "sí" que suena un tanto raro. En tu mente aparecen las películas de Ben Stiller 'Los padres de ella' y 'Los padres de él'. Genial, lo estás arreglando.

Es normal que te preocupe la impresión que vas a causar a tus suegros. No es para menos, ellos probablemente te verán como una extraña y quieren asegurarse que su hijo va a caer en buenas manos. También sabes que la primera impresión es la que cuenta y que ésta se forma muy rápido. El secreto está en ser natural y dejar que las cosas fluyan por sí solas, no adelantes acontecimientos, pues solo conseguirás bloquearte.

Cómo superar el primer encontronazo con tus suegros

Consejos para enfrentarte a tus suegros


Bueno, el momento ha llegado. Tienes que tomártelo con calma, eres una mujer adulta, preparada, la mujer ideal para su hijo, segura de ti misma, amable, sencilla... ¿qué van a pensar de ti tus futuros suegros sino cosas positivas? Pues eso. De todas formas, te contamos algunos trucos que puedes poner en práctica para que el encuentro salga perfecto y tú airosa de la situación.

Sé puntual. Apáñatelas como puedas, pero debes estar lista y arreglada para la hora de la cita. Si llegas con retraso, no dirá nada en positivo de tu persona.

Cuida tu aspecto. Olvida ponerte tu minifalda más sexy, ese escote de infarto y camisetas que asoman el ombligo. Tampoco te decidas por tus vaqueros desgastados o por esos tacones de 10 centímetros. Vístete de forma natural, algo neutral y donde te sientas cómoda, si acaso un poco conservadora. Obvia decir que vayas recién duchada y con el pelo limpio y cuidado, aunque tampoco hace falta ir a la peluquería, retoca tus uñas y si usas maquillaje, que sea ligero, así como tu perfume. Nuestro consejo es que tu aspecto vaya acorde con tu personalidad, y si tienes alguna duda pide opinión a tu pareja. Él mejor que nadie conoce a sus padres y sus manías.

Investiga. Te sentirás mucho más segura si de antemano conoces varios detalles de tus suegros, como sus gustos y aficiones, para que todo salga bien. ¿Tu suegra odia a la gente que fuma? Olvídate de fumar en su presencia, ni si quiera de mencionar el tema. ¿A él le encanta cocinar? Pregunta a tu novio sobre sus mejores platos, o coméntale una de tus recetas estrella. ¿Tu suegra es una enamorada de la jardinería? Llévale una maceta bonita y especial, a modo de detalle. Estos detalles suelen ser bien acogidos y tomados positivamente por los demás, pero no caigas en un "peloteo" exagerado.

Costumbres familiares. Llegamos ahora a los antecedentes personales. Pregunta antes si a tu suegro le interesa la política, es fanático de un equipo de fútbol, es altamente religioso u odia determinados temas, así podrás evitar meterte en conversaciones comprometidas, esos temas será mejor dejarlos para ocasiones futuras donde ya ambos os conozcáis mejor. ¿Cómo saludarlos, con un beso o sólo con un apretón de manos? ¿Debes llamarles de usted o puedes tutearles? Tú misma puedes preguntarles cómo prefieren que se les llame, si te ves con confianza para hacerlo. Esas cuestiones deberías saberlas con antelación, para poder actuar correctamente y no meter la pata.

Comida familiar. Es habitual que el primer encuentro se produzca delante de una mesa, y suele ser en la casa familiar. Ante todo debes disfrutar de la comida y de la conversación, tratando de controlar tus nervios, aunque te sientas como un gusano bajo el microscopio, con todas las miradas apuntándote a ti. Come de forma razonable, si hay algo que no te gusta no pongas cara de asco y trata de comértelo. Si es imposible de tragar, pon la excusa de que eres alérgica o de que te sienta mal. No comas mucho y tampoco poco, fíjate en los demás e intenta llevarte a tu plato la misma cantidad de comida. Si la comida es en su casa, lo más probable es que haya cocinado tu suegra. Si la madre cocina bien, sé sincera y dile que la comida está exquisita, pero si el menú es horrible... intenta no herir sus sentimientos y dile frases del tipo "nunca había comido algo así en ningún sitio", "se nota que la comida es casera", "me he quedado llena, no podría comer nada más", pero sobre todo no mientas, porque se te podría notar.

Los detalles. Ya hemos hablado de llevar un pequeño presente, como la maceta. Si la primer encuentro es con una comida, podrías llevar el postre o un buen vino. No tiene por qué ser caro ni ostentoso, sino algo sencillo, y si es un postre, puedes hacerlo tú.

Amabilidad sobre todo. Se trata de ser educada y correcta, dando las gracias cuando te sirvan y al final de la comida. También cuando llegue el momento de la despedida di que estás muy contenta de haberlos conocido, que te lo has pasado muy bien... Utiliza otras frases como "es un placer estar hoy con ustedes", "la comida está deliciosa" y no olvides pedir permiso antes de hacer algo y usar el "por favor" siempre que puedas. Si puedes ayudar en algo, como servir las bebidas o recoger la mesa, ofrécete sin titubear. Los buenos modales nunca están de más, así que los pequeños detalles se quedarán en la memoria mucho tiempo.

Cómo superar el primer encontronazo con tus suegros

Ten en cuenta el hábitat. La época del año en la que conoces a tus suegros también influye, no es lo mismo en invierno que en verano. En invierno tus suegros están en su hábitat natural, es decir, su casa y con todos los factores a su favor: bien vestidos, una buena cena, en su casa...detalles que te provocarán un gran respeto y que harán que no te comportes de forma totalmente natural. Pero ¿y si los conoces en verano, y más aún, en la playa? La forma de verlos será distinta, en bañador, con el paso del tiempo en sus cuerpos, quemados por el sol.... La impresión que te causarán será totalmente diferente.

Querrán saber de ti. Así que estate preparada para sus preguntas. Lo lógico es contestarles de forma sincera, sin entrar en muchos detalles, con pocas anécdotas. De momento no son tus amigos íntimos, aunque sean los padres de tu pareja, así que se cortés, respetuosa pero escueta. Puedes hablarles de tu trabajo, a no ser que sea algo que deba ocultarse (gogó de discoteca o similar), de tus hobbies y de algún viaje que te gustó mucho. No les mientas contando cosas que no hiciste (escalar una montaña, viajar a California...) y sobre todo sé tú misma.

Cuida la comunicación no verbal. Cuando hay simpatía de por medio las personas nos relacionamos mejor. Tendrás que estar interesada por lo que dicen, y para ello el lenguaje corporal hablará por ti: mira a los ojos de quien te habla, no te distraigas de la conversación, controla tics como tocarte repetidamente el pelo, morderte las uñas o mover los pies, no cruces en exceso brazos y/o piernas, no te quedes callada como una tumba...Trata bien a su mascota, perro o gato, y sé amable con cuñados, vecinos, amigos que pudieran estar en su casa... sonríe. Sonríe siempre. Es la clave de lo que los demás percibirán de ti. Repetimos, intenta relajarte y actuar de forma natural.

Recuerda que tanto para ti como para tus suegros, esta situación es nueva y ambos deberéis acomodaros a la misma. Todos ganáis un nuevo miembro en la familia, no los hagas sentir como que al estar contigo, ellos están perdiendo a un hijo, sino que es al contrario, están ganando una hija. Y también se consciente que, de alguna forma y desde este momento, ellos formarán parte de tu vida (mientras tu hijo y tú sigáis juntos).

Rosa Ruiz  •  lunes, 7 de marzo de 2011

DF Temas

3 comentarios

Avatar

  • dariana
    dariana

    14/08/2013 16:56

    odio las suegras porque quieren ser lo mejor como que si ellas nunca fueron yernas y a mi me da igual lo que piensen de mi total yo no voy a vivir con ellos y si menos me visitan muchisimo mejor y yo a ellos los visitare si es que mi pareja me jala o me obliga porque para ser oficios en esa casa prefiero hacerlos en la mia o dormir en mi cama, de todas manera gracias por su articulos esta bueno para quien desea estar bien con los suegros

    Valorar
    Responder
  • ElLoboEstepario
    ElLoboEstepario

    Valoración usuario

    Valoración: 0

    02/04/2011 11:48

    Depende más bien de como seas y en este sentido comprendo casi siempre a los padres. Es normal que no se fíen de ciertos personajes. De todas formas si vas con buenas maneras y demostrando lo que hay que demostrar es casi imposible que caigas mal.

    Valorar
    Responder
    • dariana
      dariana

      14/08/2013 17:11

      tienes razon por ese motivo me da igual mis suegros y claro un saludo normal pero tampoco es que me voy a sentir asustada por eso mejor en mi casa querida(o)

      Valorar

Página: 1 de 1 (3 Elementos)

Cargando...

Selena Gomez, de fiestón con sus amigas en Coachella 2014

La actriz ha decidido disfrutar del festival de música más hippie junto a sus amigas Kylie y Kendall Jenner. Coachella 2014 ha sido el escenario perfecto de sus bailes y risas.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x