Eva Longoria y otras famosas, ricas, guapas... y cornudas

Eva Longoria y otras ricas, guapas, famosas... y cornudas

Ser rica, guapa y famosa tiene, sin duda, muchas ventajas, pero no te protege de ser engañada por tu pareja. Eva Longoria ha concedido este mes una entrevista en la que ha comentado cómo le hizo sentir la infidelidad de su marido, el baloncestista Tony Parker, con la mujer de un compañero del equipo. La modelo parece haberse recuperado pero que todo el planeta sepa que tu marido te engañó no puede haberlo hecho más fácil.

Otras famosas han pasado por el mismo trance de tener que superar un engaño y la humillación de que todo el mundo lo supiera.

Las infidelidades de 2011

Lo que parecía una relación ejemplar de un chico joven con una mujer más mayor, aunque increíblemente sexy, acabó en un vulgar divorcio por culpa de él. Ashton Kutcher y Demi Moore se separaron tras cinco años de relación y, mientras Kutcher parece haberse recuperado, Demi ha necesitado ayuda para superar el trago.

La mujer de Arnold Schwarzenegger pidió el divorcio al enterarse de que su marido tenía un hijo secreto de 14 años con una mujer del servicio doméstico. Parece que después del berrinche inicial vuelven a estar juntos, aunque dicen las malas lenguas que es porque, en caso de divorcio, deberían hacer público su patrimonio y no están por la labor.

2011 también fue el año de Jennifer Lopez y March Anthony. En este caso ambos son sospechosos de infidelidad y ha habido cruce de reproches. Pero JLo ya supo lo que era la infidelidad anteriormente, por cortesía de Ben Affleck, a quien plantó justo antes de casarse.  

Las infidelidades más sonadas

Hay viejas infidelidades que todo el mundo conoce y que, de vez en cuando, vuelven a ser noticia.

En 2005 Brad Pitt dejó a Jennifer Aniston por Angelina Jolie, a la que conoció durante el rodaje de Mr.&Mrs. Smith. Hoy Jennifer todavía tiene que aguantar que le pregunten qué le parece el anuncio de boda de su ex-marido y la actriz.

El actor Jude Law le fue infiel a Sienna Miller con la niñera de sus hijos, también en 2005. Con el tiempo Sienna perdonó a Jude y se casaron, pero posteriormente lo dejaron y se perdonaron varias veces, haciendo de su vida amorosa un tema de actualidad de manera cíclica.

La vergüenza que tuvo que sufrir Liz Hurley a mediados de los 90 sólo pudo ser superada por la que sufrió su entonces novio, el actor Hugh Grant, cuando le pillaron dentro de un coche en la calle con una prostituta en plena felación. De vez en cuando alguien vuelve a comentar este caso, que siempre da mucho juego.

Infidelidades en palacio

Si siempre has deseado ser la princesa de los cuentos, debes saber que también hay príncipes infieles.

La más reciente traición a una princesa es la de Jonas Bergström a la Princesa Magdalena de Suecia en 2010. La boda ya estaba anunciada cuando ella se enteró que su prometido le había sido infiel con una deportista noruega que, encima, lo contó todo.

El caso de Lady Di es el cuento de hadas que se tornó en pesadilla cuando la novia descubrió que el príncipe amaba a otra, a quien no dejó de ver ni siquiera los primeros años del matrimonio. Fue una infidelidad que duró décadas, ampliamente cubierta por prensa y televisión.

Estefanía de Mónaco supo que uno de sus maridos, Daniel Ducruet, le fue infiel gracias a unas fotos en las que ella, y todo el planeta, pudieron ver cómo lo hacía con todo lujo de detalles.

Leiore Garaio  •  miércoles, 30 de mayo de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x