Noemí de GH, Amaia Salamanca y otras que no han soportado la presión de la fama

Famosas afectadas por estrés

Rodajes, anuncios, conciertos, paparazzis... la vida de las celebrities no es tan fácil como parece. Muchas de ellas sufren acoso mediático, presión o estrés laboral y esto les lleva a perderse en un abismo de malos hábitos o a ingresar en algún centro para superar el estrés.

Son muchas las famosas y famosos que no han sabido gestionar su reputación y ésta ha acabado por hundirles. Lindsay Lohan o Demi Moore son claros ejemplos de cómo una carrera brillante puede ir asociada a un fracaso personal. Sin embargo, el estrés no es coto exclusivo de las celebrities hollywodienses; la guapa actriz Amaia Salamanca o la nueva-famosa Noemí de Gran Hermano 12+1 han sido ingresadas por estrés y ansiedad en clínicas especializadas en este tipo de tratamientos.

Celebrities reincidentes

Lindsay Lohan llena las páginas de revistas como Cuore o In touch semana tras semana. Por desgracia, no suelen alabar sus éxitos profesionales (que no han sido pocos). Desde hace unos años, la actriz se ha metido en una espiral de escándalos que parecen no tener fin.

Todo empezó durante la grabación de una de sus películas, Herbie. Lindsay Lohan comenzó a juntarse con las actrices más juerguistas de Hollywood y a salir noche sí, noche también. El detonante vino con el filme Las reglas de Georgia ya que, durante el mismo, la actriz tuvo que ser ingresada en repetidas ocasiones por agotamiento y estrés.

De ahí en adelante todo ha ido a peor: robos, noches en prisión, coqueteos con las drogas, intoxicaciones etílicas...La actriz se ha rehabilitado varias veces pero parece que la fatalidad siempre acecha sobre ella.

Estrés + mal de amores = Demi Moore

Demi Moore y el fallecido Patrick Swayze enamoraron a medio mundo con su mítica escena en Ghost. Poco queda de esa imagen natural y angelical de Demi Moore. Tras gastarse miles de dólares en mejorar una figura que ya era perfecta y hacer un pacto con el diablo para no envejecer, Demi Moore no sólo no ha encontrado la felicidad, sino que ha sufrido problemas depresivos y de estrés.

La actriz, que en el pasado estuvo casada con Bruce Willis, con quien mantiene una excelente relación, encontró el amor en un jovencísimo y guapísimo Asthon Kutcher. Con él, pese a la diferencia de edad, compartió 6 años de un aparente feliz matrimonio que se rompió el pasado noviembre por presuntas infidelidades de Asthon.

Poco después, Demi, más escuálida que nunca, tuvo que ser ingresada en una clínica de rehabilitación. Los rumores de anorexia no tardaron en surgir, si bien todo parece achacarse a un declive por la presión y el estrés mediático al que se ha visto sometida. Si a esto le sumas al mal de amores...el resultado es catatónico.

Famosas españolas víctimas de estrés

Las consecuencias de la fama no son ajenas a nuestras famosas. La última en dar la campanada ha sido Amaia Salamanca, que hace varios días fue hospitalizada en la clínica Hilú, en Marbella, para recuperarse del estrés laboral que ha acumulado durante los últimos meses.

Pese a que no sea una celebrity ni mucho menos, otro caso de cómo la fama puede causar problemas de estrés es el de Noemí, la concursante más polémica de Gran Hermano 12+1. La lanzaroteña ingresó de urgencia en un centro hospitalario por un ataque de ansiedad causado tras su paso por el concurso.

Son muchas las top celebrities a las que la presión mediática y el estrés no sólo les ganaron una batalla, si no que perdieron la guerra para siempre: Amy Winehouse, Whitney Houston...

Patri Heras  •  martes, 29 de mayo de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Celebrities

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x