Las famosas peor vestidas: sus anti looks a examen

Josune de la Riva
 Courtney love y su mal gusto para la moda
'Celebrity' es igual a lujo, glamour y sofisticación. Sin embargo, algo falla en esta ecuación cuando comprobamos cómo salen a la calle algunas de las estrellas que más brillan en el firmamento cinematográfico o musical. Mientras unas famosas derochan estilo por los cuatro costados, otras tienen que capear temporales de críticas sobre sus looks desacertados.

Looks antiguos, estrafalarios y horteras


Un caso de famosa que, desde luego, no se deja el sueldo en estilistas es el de Britney Spears. Los looks con los que la princesa del pop se deja ver en plena calle distan mucho de la imagen sensual que irradiaba en sus años de gloria. Ahora, la artista no parece atinar con las prendas y lo cierto es que su desmejorado aspecto le hace perder puntos en la lista de famosas más sexys.

Un caso parecido es el de Lindsay Lohan, a la que solemos ver últimamente con diseños muy poco acertados. Tampoco anda lejos su nueva enemiga, Avril Lavigne, con la que recientemente ha protagonizado un bochornoso incidente al pelearse en un restaurante de los Ángeles. La canadiense, que nos tiene acostumbrados a sus aires rockeros y rebeldes, no es, desde luego, una experta en el arte de combinar las prendas. Mezclar rayas con cuadros y colores que no pegan es uno de sus fuertes.

Sin miedo al ridículo vive Courtney Love. La viuda de Kurt Cobain luce sus prendas si complejos, pero también sin tener mucha idea de cómo lucirlas con estilo y elegancia. En su apuesta por los diseños originales, la cantante suele meter la pata y dejar atónito al personal con prendas y escotes extra largos, tejidos y colores mal combinados y complementos sacados de cualquier película del terror.

Hay quienes parecen tener la afición de rebuscar prendas de antaño en el baúl de los recuerdos. No hay más que ver a Kirsten Dunst, cuyo particular estilo le hace retroceder en el tiempo hasta los años 20, o como las gemelas Olsen, que suelen optar por tallas XXL y no dan ni una a la hora de elegir un conjunto.

Para surrealistas los estilismos de Helena Bonham Carter o Lady Gaga. Los de la actriz parecen sacados directamente de una de las películas de fantasía de su marido Tim Burtom, mientras que los de la cantante simplemente dan miedo.

Los armarios de las artistas son tan variopintos que permiten pasar de terroríficos diseños a modelos recargados hasta rozar lo hortera. Le suele pasar a Rihanna y sus conjuntos de colores llamativos y a Paris Hilton quien, a pesar de lucir un modelo diferente cada día, no parece tener un buen gusto para la moda.

Puedes leer más artículos similares a Las famosas peor vestidas: sus anti looks a examen, en la categoría de Famosos en Diario Femenino.