Iker Casillas y Sara Carbonero, tarde de recados y visitas por separado

Iker Casillas y Sara Carbonero, tarde de recados y visitas por separado
Iker Casillas y Sara Carbonero llevan unos meses viviendo juntos, por lo que ya no es tan frecuente verlos de cena, como antes hacían. Ahora, prefieren pasar el tiempo que comparten en la intimidad, dentro de las paredes de su casa y lejos de miradas indiscretas.

Hace unos días, los dos se tomaron la tarde para cosas personales y fueron a hacer unos recados, aunque por separado. Sara era la primera en salir y se dirigió a casa de una amiga, no lejos del domicilio que comparte con el portero del Real Madrid en Boadilla del Monte.

Por el camino, Sara Carbonero tuvo que hacer una pequeña parada en una gasolinera para repostar. Y es que su coche, uno de los mejores del mercado, no es precisamente un utilitario de bajo consumo. A pesar de las bajas temperaturas, Sara no tuvo problema en bajas de su coche sin abrigo y con un hombro al descubierto.

Sara Carbonero tenía mucha prisa para repostar


Parece que la joven tenía bastante prisa por irse, ya que sacó el boquerel del depósito antes de que terminara de llenarse, lo que provocó que un gran chorro de gasolina cayera al suelo, haciendo un pequeño charco. Menos mal que Sara Carbonero no se manchó y su informal a la vez que impecable atuendo quedó intacto.

Monedero en mano, se dirigió al interior para pagar y salió con una bolsa que le habían regalado los empleados de la estación de servicio. Son las ventajas de ser guapa y famosa y sobre todo, de gastar una buena parte del sueldo en combustible.

Sara llegó a los pocos minutos a casa de su amiga. La joven aparcó el coche pegado a un seto, por lo que tuvo que hacer auténticos esfuerzos para poder salir. Allí fue recibida por una niña monísima que estaba encantada con la presencia de la presentadora en su casa.

Iker Casillas hace recados en solitario


Una hora después, Sara salía de la casa con la niña, que la acompañó hasta el coche para despedirse. La novia de Iker Casillas salió de la casa con una bolsa que no tenía al entrar, por lo que se deduce que era un regalo de sus amigos.

Por su parte, el guardameta blanco, que recientemente ha concedido una entrevista a 'La Razón' en la que asegura que se siente como un delincuente todo el día perseguido por los paparazzi, aprovechaba la ausencia de su chica para hacer algunos recados personales.

Iker Casillas salió de su casa con gorra y algunas bolsas que cargó en el maletero y le vimos llegar horas después sin la visera y sólo cargando su ya conocido bolso bandolera.

Ángela del Caz  •  lunes, 24 de enero de 2011

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Celebrities

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x