Jenna Jameson abandonó el porno por sus hijos

EFE

La ex actriz de películas pornográficas, Jenna Jameson, ha declarado que abandonó esa industria porque no quería tener que explicar algún día a sus hijos, Jesse y Jorney, que su madre era "una estrella del porno".

Jenna Jameson tenía un imperio de 30 millones de dólares

En la edición de la revista W de diciembre, Jameson, considerada en el sector la "reina del porno", reveló los secretos de esta decisión, que tomó en 2006 cuando se planteó quedarse embarazada. "No creo de verdad que necesitaba decirles: 'Mamá es una estrella del porno'. Creo que me van a conocer y pensar 'mamá nos quiso tanto que lo dejó todo y nos convirtió en su trabajo'. Y eso es lo que hice", explicó la ex actriz de 37 años.

Vendió su imperio a Playboy


Jameson vendió su imperio de 30 millones de dólares a la revista Playboy en 2006 y ahora vive en California con su marido Tito Ortiz, una estrella de campeonatos de peleas, y sus hijos gemelos. "Es una comunidad familiar muy bonita. Y aquí no soy 'Jenna Jameson'. Soy solo una de las madres que camina con un cochecito doble cada día", dijo.

Jameson empezó a actuar en vídeos eróticos en 1993 después de haber actuado en clubes de "striptease" y de ser modelo en Las Vegas, su ciudad natal. Su nombre se convirtió en una referencia de la industria al cabo de unos años y en el año 2000 creó su propia empresa "Club Jenna", que empezó como un sitio web, pero también se dedicó a producir películas pornográficas.

Puedes leer más artículos similares a Jenna Jameson abandonó el porno por sus hijos, en la categoría de Famosos en Diario Femenino.