Jonathan Rhys-Meyers, Enrique VIII en 'Los Tudor', intenta suicidarse

Hoy aquí en España vamos a poder ver a este guapo actor irlandés en el estreno de la tercera temporada que la serie -después del boom que vivió con la película 'Mach Point'-, le ha llevado hasta lo más alto: 'Los Tudor', donde ha dado vida ni más no menos que al rey Enrique VIII.

Eso es en España, pero lo cierto es que el canal Showtime emitió el último episodio hace más de un año: el 20 de junio de 2010. Quizá por eso le haya entrado nostalgia al bueno de Jonathan Rhys-Meyers y haya querido hacer una locura estúpida...


Según ha publicado el periódico 'The Sun', Jonathan Rhys-Meyers intentó suicidarse a base de pastillas el pasado martes... No sabemos si fue él mismo o algún ser cercano preocupado por su estado el que llamó a los servicios de urgencia. Cuando éstos llegaron a su domicilio, le encontraron tirado en el suelo, pero cuando quisieron trasladarle al hospital el joven actor, que ahora tiene 33 años, puso resistencia, por lo que tuvieron que ser hospitalizado a la fuerza.

Como queda recogido en 'The Sun', dicen los testigos, vecinos del actor, que los facultativos de urgencias tardaron más de media hora en sacar a Jonathan de su casa, de hecho no salieron de allí hasta que llegó la policía y convenció al actor.

Todos estaban enormemente preocupados por él. "Vi cómo llegó la ambulancia y estaban preocupados porque pudiera haber muerto. Es un chico adorable. Siempre se le ve por la calle y te saluda. Espero que se recupere", dijo uno de los testigos del tenso momento.

Hoy podemos estar tranquilos porque el actor ya ha recibido el alta médica: Jonathan Rhys-Meyers abandonó el hospital en la madrugada del miércoles. Algunos medios se interesaron por su salud preguntando directamente al actor cómo se encontraba, pero no quiso hablar...

Jonathan Rhys-Meyers: una vida difícil de continuos coqueteos con el alcohol


A pesar de su fama, este joven actor tiene tendencia a la depresión y al alcoholismo. Ha protagonizado numerosos escándalos, casi todos en aeropuertos por cierto (el de Dublín, el de Charles de Gaulle de Paris, el de Nueva York...) por estar completamente borracho. Han sido ya cinco las veces que Jonathan ha pasado por rehabilitación...

Y seguramente todo venga de atrás... Jonathan Rhys-Meyers no fue un niño muy sano. Nació con problemas de corazón, tanto es así que su familia pensó que no iba a vivir mucho tiempo. Su madre, terriblemente pobre, le entregó en adopción a un granjero con el que pasó su infancia en Buttenvant, Irlanda.

A los 15 años fue expulsado del colegio y se dedicó a vagar de un lado a otro... Hasta que ocurrió algo de película: un cazatalentos le descubrió y le invitó a hacer un casting y gracias a eso hoy es lo que es... Esperemos que Jonathan se de cuenta de que al final, a pesar de tanta mala experiencia, la vida le ha sonreído con fama, dinero y el cariño de la gente -lo más importante-, para que no vuelva a jugar con su vida...

Alexandra H. Gail  •  jueves, 30 de junio de 2011

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Celebrities

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x