Justin Bieber, bajito y virgen

Ser una estrella mundial pasa factura, o al menos eso piensa Justin Bieber. A sus 16 años y con una agenda más que apretada, el cantante también tiene tiempo para acomplejarse, como el resto de los mortales. Aunque para millones de fans Bieber da la talla, él ha reconocido que su agitada carrera le pasará factura en su físico. "Paso mucho tiempo en la carretera, visitando emisoras de radio a las 6 de la mañana y cantando, y todo ello en mitad de mi etapa de crecimiento. Gracias a la industria musical seré muy bajo". El joven mide 163 centímetros, una cifra que ya quisieran muchos a su edad, pero viviendo delante de las cámaras seguro que ya reza por 'pegar el estirón'.

Justin Bieber, bajito y virgen
El cantante tiene tiempo para preocuparse por su altura, pero parece que no le quita el sueño lo que al resto de adolescentes, su virginidad. La madre de Bieber, Pattie Mallette, afirma que éste "ha expresado su deseo de mantenerse puro, honrar a las mujeres y tratarlas con respeto". El joven desea reservar su primera experiencia sexual para la mujer perfecta, algo difícil de encontrar en su situción. "Es super complicado encontrar a una chica que me quiera por cómo soy y no quién soy. Tienes que andarte con ojo".

Hasta el momento parece que sólo una chica ha cumplido los requisitos de Bieber, la canadiense Caitlin Beadles. Su relación comenzó antes de que él se convirtiera en un fenómeno mediático y ahora parece que sólo mantienen una buena amistad. La joven acompañó a Bieber en su reciente viaje a las Bahamas y tras regresar publicó en su cuenta de Twitter que "lo que pasó en las Bahamas se queda en las Bahamas... Odio cuando tienes que irte. Es como si te llevaras la mitad de mí." Beadles se recupera de un importante accidente sufrido el pasado verano mientras practicaba jet ski y ahora que empieza a abandonar la silla de ruedas vuelven a surgir rumores sobre su relación con Bieber.

Siguiendo los pasos de Britney


Las aspiraciones virginales de los adolescentes famosos ya son algo más que conocido en nuestra sociedad. Una de las primeras en subirse al barco fue Britney Spears, pero tras su ruptura con Justin Timberlake éste declaró que era una amante más que ruidosa. Recientemente han seguido sus pasos Miley Cyrus, que ya no se planteará la virginidad ahora que quiere ser una chica mala, o Selena Gomez, que habría mantenido 'a palo seco' a Nick Jonas.

Laura Sande  •  domingo, 11 de julio de 2010

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Celebrities

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x