Raquel del Rosario, abofeteada ante Fernando Alonso en Portugal

En unos años saldrá una película de esta historia. La de la bella cantante y su marido aclamado piloto de Fórmula 1, agredidos en un país extranjero. Los protagonistas no son otros que Raquel del Rosario, voz de 'El sueño de Morfeo' y Fernando Alonso.

Realmente la única agredida fue la joven Raquel. Al parecer la pareja daba un tranquilo paseo en bicicleta cuando les asaltó un fotógrafo para inmortalizar el momento. La cantante colérica le persiguió para identificarle, pero se refugió en una casa, propiedad de una mujer que le acogió. Y Raquel no dudó en invadir la casa y hacer fotos en ese momento de ira. A menos es lo que dice la prensa portuguesa.

A la dueña del lugar no le debió de parecer muy buena idea y no dudó ni por un momento en proteger lo que es suyo. Y lo protegió utilizando la violencia: dando una bonita bofetada a Raquel del Rosario, después de una acalorada discusión.

Problemas nada más aterrizar


No esperaba la pareja empezar con tan mal pie el año. Los dos se habían ido a Porto Santo, una bonita isla situada a 40 kilómetros de Madeira, para pasar el Fin de Año y ya de paso a completar su entrenamiento haciendo ejercicio. Unas pequeñas 'vacaciones' antes de volver a Italia para terminar de poner a punto el monoplaza del piloto.

momento en el que Fernando Alonso se encara con la prensa

Pero nada más pisar tierras portuguesas empezaron los problemas. Los fotógrafos estaban en el aeropuerto para recibirles, y Fernando al verles no dudó en decirles: "Chicos, primer fotógrafo o primera cámara que vea estos días, me marcho y digo a todo el mundo que Porto Santo es un desastre. ¿Vale? ¿Está bien? Tranquilidad'. Comienzan los malos rollos.

La prensa lusa, lejos de acatar las 'órdenes' del piloto, continuó siguiéndoles, y con más esmero. Más que como un aviso, los paparazzis se lo tomaron como un chantaje. Y al final pasó lo que pasó. La policía terminó personándose en la casa de la vecina -ella misma les llamó denunciando la invasión de su propiedad-, para apaciguar los ánimos de todos los presentes. Y parecía que lo habían conseguido, en principio nadie iba a presentar ninguna denuncia. La policía llevó de vuelta a la cantante hasta el lugar en el que se hospedaba la pareja, el Hotel Vila Baleira. Pero al final Raquel indignada por el trato de la prensa del lugar, ha decidido sacar las uñas.

Ha enviado un comunicado aclarando varias cosas como que "la agresión se produjo en la vía pública sin causa justificada bajo la atenta mirada de un fotógrafo y no en una propiedad privada como se ha dicho, la versión contada a los medios por parte de este chico es totalmente falsa, la mía como ya os he explicado la daré ante un juez...".

En el comunicado también afirma que "me encuentro bien, que la información difundida por los medios portugueses no es del todo cierta y que personalmente tomaré medidas legales ante el acoso y agresión a la que me he visto sometida durante los últimos días". Así que el escándalo no ha hecho más que comenzar.

Alexandra H. Gail  •  miércoles, 5 de enero de 2011

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Celebrities

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x