Sexting, la nueva forma de ligar

Sexting, la nueva forma de ligar

Las nuevas tecnologías están cambiando la forma de relacionarnos con los demás y a veces es fácil perdernos entre la maraña de términos de nuevo cuño que definen nuestras relaciones. Dating, cibersexo, speed dating, sexting... El comportamiento sexual también se adapta a las nuevas tecnologías más rápido incluso que nosotros mismos. Pero si estamos decididos a ponernos al día en cuestiones de amor virtual conviene tomar algunas precauciones.

Qué es el sexting

El sexting es la nueva forma de ligar entre los más jóvenes, aunque ya se están apuntando los no tan jóvenes. Proviene de la unión de las palabras sex y texting, y significa enviar un mensaje de texto de contenido sexual. La tendencia es enviar no sólo mensajes explícitamente sexuales sino también fotografías y vídeos de un teléfono móvil a otro.

Aunque algunos sectores de la sociedad consideran el sexting algo escandaloso y propio de un comportamiento anormal, un estudio realizado en la Universidad de Michigan pone de manifiesto que se trata de una actividad normalizada en la vida de muchos jóvenes sin asociarlo con una conducta sexual arriesgada.

Los defensores del sexting nos hablan de las bondades de este método de seducción donde la timidez deja de ser un obstáculo y la persona actúa más libremente. No se trata sólo de una forma de ligar, el sexting también forma parte de la sexualidad de algunas parejas ya consolidadas como una forma de romper la rutina y añadir pasión. Y hay quien lo considera el mejor precalentamiento antes de las relaciones sexuales.

Riesgos del sexting

Lo cierto es que la práctica del sexting conlleva una serie de riesgos y conviene tomar una serie de precauciones. El envío de fotos o vídeos eróticos personales es un tema muy delicado porque afecta directamente a la intimidad de las personas, mucho más cuando los participantes son adolescentes porque nos adentramos ya en terrenos delictivos.

En el caso de los adultos, practicar el sexting no deja de tener sus riesgos. Recientemente hemos visto en todos los informativos cómo una viceministra de Costa Rica perdió su trabajo por la difusión de un video íntimo dirigido a su pareja. También son conocidos los casos de fotos eróticas que han terminado en las manos equivocadas y se han difundido en cuestión de minutos por todas las redes sociales. Accidentes, venganzas o traiciones son el motivo de que una fotografía íntima llegue a ser de dominio público y las consecuencias pueden ser nefastas, desde depresiones hasta la pérdida del trabajo.

Así que piénsatelo dos veces antes de tomarte una fotografía con tu mejor lencería o de grabar un vídeo en actitud erótica porque las nuevas tecnologías son en muchos casos incontrolables. Sabemos que las tradicionales cartas de amor quedan ya muy lejos, pero antes de lanzarte a mandar un whatsapp calentito a tu chico contándole lo que le vas a hacer en cuanto le veas comprueba antes que lo envías al destinatario correcto.

Laura Sánchez  •  sábado, 17 de agosto de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x