Las mujeres se sienten mal después de una aventura sexual

Napoleón Fernandez

Hace tiempo que el sexo dejó de ser un tabú para las mujeres. Sin embargo, según un estudio realizado en la Universidad de Durham, Reino Unido, las mujeres se sienten mal después de una noche de sexo casual, no así los hombres que lo ven como algo divertido.

"Las mujeres, a nivel afectivo, no se han adaptado aún a estos encuentros sexuales casuales", explica la doctora Anne Campbell, la autora del estudio. El trabajo de la doctora Anne Campbell se hizo en base a 1.743 hombres y mujeres encuestados que tuvieron sexo una noche, y la conclusión fue que nosotras no nos hemos adaptado a este tipo de relaciones, a pesar de la igualdad por la que luchamos cada día.

Mujer aventura hombre

En la encuesta, lo que más molestaba a las mujeres fue "sentirse usadas, como objetos" y se mostraban preocupadas por su reputación. "No es la brevedad del encuentro lo que les hace sentirse así, sino que los hombres no mostraran ningún aprecio por ellas", matiza la investigadora. Además ellas se quedaron sexualmente menos satisfechas que los hombres.

Después del sexo de una noche, llega siempre la temida reacción de la pareja en la mañana siguiente. Las mujeres que participaron en la interesante investigación se mostraron más irritables y tuvieron actitudes negativas hacia lo que había sucedido. El 80% de los hombres reconoció haber disfrutado; en cambio, el 54% de las mujeres lo vio como algo positivo, pero el alto porcentaje se desinfló cuando reconocieron abrigar la remota esperanza de que no se tratara de un encuentro fugaz, sino el comienzo de una relación.

La ovulación y la aventura sexual

Por lo que dice el estudio, las mujeres no encuentran un gran placer en aventuras amorosas casuales. La doctora Campbell, con una visión muy científica y muy poca romántica, afirma que una de las razones por las mujeres se lanzan en una aventura sexual de una noche es el ciclo menstrual. Durante la fase de ovulación (entre los días 10 y 18 del ciclo) el deseo sexual de las mujeres aumenta mucho y, con ello, son más proclives en estas fechas a entregarse a aventuras de una sola noche.

La doctora Campbell trata como una cuestión evolutiva el deseo común de las mujeres por una relación estable. Cuando las mujeres tienen una aventura sexual con un hombre, piensan de manera inconsciente, en cómo sería como posible padre de sus hijos. "Tradicionalmente a las mujeres les importaba mucho encontrar pareja y elegir bien y esta actitud no es tan fácil cambiarla", explica Campbell.