El deseo sexual y el alcohol

Se dice que fue el dramaturgo inglés William Shakespeare quien sentenció aquello de que el alcohol despierta el deseo sexual pero impide su consumación. Pero más allá de su origen literario o no, lo cierto es que el consumo excesivo de alcohol es una de las causas más probables de la disfunción eréctil masculina y la disminución de la libido en ambos sexos.

Deseo sexual y alcohol

Acerca del tema se han desarrollado varios estudios que dejan clara la evidencia de que el alcohol tiene una influencia letal sobre las funciones sexuales. 65% de los hombres alcohólicos sufren disfunciones sexuales más o menos graves.

Bebedor moderador tiene más deseo sexual

Pero los resultados de una investigación desarrollada en Australia en la que aseguran que los bebedores moderados registran un 30% menos de problemas sexuales que los abstemios.

La explicación a tal conducta está en que el hábito de consumo eventual y moderado de alcohol suele corresponder a un estilo de vida más cercano al disfrute de los placeres. Mientras que la abstinencia total se relaciona con un sentido puritano y de contención que podría contaminar también el ámbito de las relaciones sexuales.

Es decir, la propuesta de los australianos es bien clara: ni alcohólico, ni abstemio pues ambos extremos suelen acumular mayor porcentaje de trastornos de diversos tipos: personalidades obsesivas, déficits de autoestima, etcétera.

Pero conseguir la categoría de bebedor moderado y buen amante no es fácil pues no todas las personas tienen el control sicológico que les permite mantener una relación saludable con el alcohol y es frecuente que terminen adictos y borrachos.

Rosa Mañas  •  lunes, 7 de octubre de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x