Feromonas sexuales: amor y deseo al primer olor

¿Existen las feromonas sexuales en los seres humanos?

Napoleón Fernandez
Las feromonas del amor

Nos acercamos a un hombre y, al instante, algo nos calienta por dentro. ¿Es una casualidad del amor? ¿Son las llamadas feromonas? Nuestro olfato nos permite percibir olores, algunos que nos gustan más y otros que menos. Pero, ¿se podría considerar esta sensación al encontrar 'al hombre de nuestra vida' como un amor a primer olfato?

Las feromonas: el olfato sexual

Cada una de nosotras tiene una preferencia por el olor corporal de los hombres. En los estudios más recientes sobre sexualidad biológica del Instituto Karolinska de Estocolmo, Suecia, se ha investigado sobre el olor de las hormonas sexuales presentes en el sudor, llamadas feromonas, que provocan deseo sexual en muchos animales.

Como explica Ferrán Martínez-García, catedrático de Biología Celular director del Laboratorio NeuroFun de la Universitat Jaume I y miembro de la Red Olfativa Española, "las feromonas sexuales son producidas por machos y provocan atracción en hembras, o viceversa. Por tanto median la atracción sexual entre sexos, facilitando así el encuentro, la cópula y la reproducción."

Pero, ¿qué ocurre con los humanos? En este momento, el debate sobre la existencia de feromonas en el ser humano sigue abierto. Algunos científicos no consideran probado que existan en los hombres y mujeres, mientras otros estudios han estudiado sobre la relación con la sexualidad humana

Las feromonas sexuales y su relación con los seres humanos

Por otro lado, otras investigaciones, como las llevadas a cabo en la Universidad de Utah, en Salt Lake City, EE.UU, han demostrado que las feromonas también juegan un papel poderoso en la sexualidad humana. Una mujer heterosexual o un hombre homosexual expuestos a la testosterona, hormona sexual masculina, reflejan una respuesta en la parte de su cerebro involucrada en la actividad sexual.

Qué son las feromonas

Ferrán Martínez-García nos explica que "las feromonas son sustancias producidas y secretadas por un individuo que provocan una respuesta estereotipada en otros individuos de la misma especie. Estereotipada quiere decir que es una respuesta no aprendida, que todos los individuos de la especie hacen de la misma manera. Puede ser una respuesta conductual o endocrina (un cambio en la producción o secreción de hormonas concretas)".

Feromonas sexuales: amor y deseo al primer olor

“Las feromonas de todos los animales de la misma especie son idénticas. Pero, además de las feromonas, cada animal emite lo que se llama una "firma olorosa" (odour signature en inglés) que es individual y permite reconocer cada individuo. La idea de que el olor de una persona puede ser atractivo o repulsivo, en nuestra especie, y que hay compatibilidad o incompatibilidad química entre parejas es más una idea de la prensa no especializada que una realidad. El olor personal depende de muchos factores, no sólo de nuestra genética: higiene y bacterias que tenemos en nuestra piel, nuestra dieta, el grado de ejercicio físico en cada momento...”, explica este catedrático.