Efectos secundarios de la píldora anticonceptiva: mitos y realidades

Píldora anticonceptiva

La polémica acerca de la píldora anticonceptiva surgió desde sus comienzos, en la década de los sesenta. Su comercialización marcó un hito en la sexualidad de la mujer, capaz de tomar decisiones en cuanto a la procreación de forma autónoma y consciente. Desde entonces, la píldora ha tenido sus adeptas incondicionales pero también sus detractores, fieles a los mitos que sobre esta píldora han surgido a lo largo de los años.

Qué es la píldora anticonceptiva

Se trata de un método anticonceptivo hormonal que contiene estrógenos y progesterona. Mientras que los estrógenos se ocupan de regular el ciclo menstrual, la progesterona actúa sobre los ovarios impidiendo la fecundación. Se presenta en envases de 21 o de 28 píldoras, pero en ambos casos el funcionamiento es el mismo: una toma diaria, preferentemente a la misma hora, de la píldora durante 21 días, al final de los cuales se presentará el sangrado a modo de menstruación.

Con un 99% de eficacia y la facilidad en cuanto a su utilización, la píldora se convierte en uno de los métodos anticonceptivos favoritos, frente a otros métodos de barrera que requieren una mayor planificación. Sin embargo, ese carácter hormonal es el que ha creado los mitos acerca de sus posibles efectos secundarios.

Efectos secundarios de la píldora anticonceptiva: mito o realidad

Es cierto que las primeras píldoras que surgieron contenían una carga hormonal muy elevada que provocaba ciertos efectos negativos para el cuerpo de la mujer. La retención de líquidos producía un aumento de peso, lo que derivaba en muchos casos en un estado de decaimiento y, por lo tanto, de pérdida del deseo sexual. Pero esto ha cambiado hoy en día con la disminución de la dosis hormonal y se aprecian más beneficios que inconvenientes.

La píldora actual tiene una carga mínima de hormonas, nada comparado con aquella píldora de los años 60, y por lo tanto es hora ya de evitar prejuicios. La píldora no engorda, ni crea problemas de infertilidad, ni disminuye el deseo sexual, ni requiere períodos de descanso, ni mucho menos provoca cáncer.

Por el contrario, en ocasiones se recomienda no como anticonceptivo, sino para aliviar el síndrome premenstrual. También provoca un sangrado regular cada mes evitando así las sorpresas y los sangrados abundantes. Además de no estar relacionada con la aparición de cáncer, las revisiones ginecológicas habituales que requiere este método anticonceptivo hacen que se reduzca la aparición de ciertos tipos de cáncer, como el de ovario, colon o endometrio.

Información importante sobre la píldora antinconceptiva

La píldora es un eficaz método anticonceptivo y también puede solucionar determinados problemas menstruales. Pero no es adecuada para todas las mujeres. Totalmente incompatible con el tabaco a partir de los 35 años, la píldora puede producir alteraciones en los vasos sanguíneos, así como presentar complicaciones si se toma junto a algunos medicamentos, por lo que siempre hay que consultar al médico.

Además hay que tener presente que no protege de las enfermedades de transmisión sexual y que pierde su eficacia anticonceptiva si no se siguen las indicaciones de toma, por lo que requiere un uso responsable y comprometido. Como cualquier otra decisión importante en cuestión de salud, es fundamental conocer todas las alternativas anticonceptivas y debatir con el especialista médico cuál es la mejor opción.

Laura Sánchez  •  martes, 8 de mayo de 2012

DF Temas

1 comentarios

Avatar

  • anonimo
    anonimo

    25/04/2016 13:01

    yo llevo dos mes com la t de cobre sin hormona pero no es bueno para mi cuerpo porque se me esta caendo el pelo mucho y quiero hacemelo sacar lo mas ante posibli y mucha mocosidad voto y eso no es bueno

    Valorar
    Responder

Página: 1 de 1 (1 Elementos)

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x