Sexo tántrico, una fuente de energía

 Sexo tantrico

Hay a quienes les suena y quienes no lo han oído en la vida. El sexo tántrico es tan complejo como satisfactorio. De hecho, por mucho que digan que el sexo no es lo más importante en una pareja enamorada, lo cierto es que la puesta en práctica de esta antigua técnica ha salvado muchas relaciones, ha supuesto una forma de volver a empezar y descubrir una pasión que se tenía olvidada.

Más allá de lo físico, el sexo tántrico establece un equilibrio entre cuerpo, mente y espíritu. Es mucho más que lo descrito en este texto, pero aquí tienes un aperitivo para ir abriendo boca.

Bases del tantra

El tantra se compone de una serie de ritos y meditaciones descritos hace más de dos mil años en los libros hindúes sagrados. Es importante practicarlo con plena libertad, sin prejuicios, miedos ni complejos de ningún tipo.

El ambiente debe ser tranquilo, donde estéis los dos solos cómodos y sin posibilidad de interrupciones. Muchas parejas disponen de agua y comida a mano, ya que el coito puede durar varias horas y tienen que hacer alguna pausa. Así que, si has quedado en un par de horas, será mejor que te olvides. No se le puede poner un límite a algo que no tiene un fin obligado.

El objetivo del sexo tántrico no es el orgasmo, sino el placer, el aquí y ahora. Si pensamos en conseguir a toda costa el orgasmo, estamos evitando el disfrute. Las prisas nos impiden "estar presentes" durante el acto. El tantra es una forma de sexo en la que la relajación desempeña un papel básico para mostrarse completamente receptivo. Así sentirás a tu pareja al cien por cien, te abrirás a ella.

Hombre y mujer comienzan completamente desnudos, situándose uno frente al otro, relajándose y mirándose a los ojos, dispuestos a entregarse por completo. La excitación se verá incrementada poco a poco. Un truco para poder controlar el ritmo es comenzar evitando las caricias directas en los genitales.

Paso a paso

Para el tantra, todos tenemos una fuerza o energía vital interior que podemos canalizar de alguna manera. El propósito del sexo tántrico es la transmisión de la energía vital entre el hombre y la mujer. ¿Cómo? Todos sabemos que los polos opuestos se atraen. El hombre tiene partes negativas que en el cuerpo de la mujer son positivas y la mujer partes negativas que en el cuerpo del hombre son positivas. La parte negativa del hombre está en el pecho y la positiva en sus genitales. E la mujer es a la inversa.

Al unirse los cuerpos a través de las caricias y la penetración, lo que sucede es que la energía fluye en forma circular ascendente y descendente. Entonces, los dos cuerpos se hacen uno. La penetración, a diferencia de la forma occidental, no conlleva ningún movimiento. El pene no sale de la vagina excepto para cambiar de postura. Y hablando de posturas, el único límite lo pondrá tu imaginación.

El hiperorgasmo

El semen en el hombre es una fuente de energía vital. Éste debe aprender a retener el semen para evitar perder esa energía que necesita. Así, su cuerpo se fortalecerá y sus sentidos se agudizarán. Al retener el orgasmo, mantenemos muy alta la libido, e incluso nuestra excitación se verá aumentada.

El resultado es una sensación permanente y similar a la del orgasmo, que puede alargarse hasta tres horas aproximadamente. Esto es lo que se denomina hiperorgasmo. Pero, ¿cómo retener el orgasmo cuando te viene veloz y sin frenos? Hay algunos trucos como, por ejemplo, jugar con la respiración, suavizarla e incluso retenerla para expulsarla después muy lentamete. Al mismo tiempo, se relajan los músculos pélvicos. Además, se aconseja evitar recrearse en la postura del misionero (tumbados, él encima) ya que favorece la eyaculación rápida. El tantra es un proceso de aprendizaje, práctica y, cómo no, de ganas. Toda una experiencia donde el sexo no se hace, se vive.

Elena Moreno  •  domingo, 1 de septiembre de 2013

DF Temas

  • Anatomía y estimulación del clítoris, el botón del placer

    Anatomía y estimulación del clítoris, el botón del placer

    El clítoris, el botón del orgasmo femenino, es un gran desconocido no sólo para muchos hombres, sino también para gran parte de las mujeres. Ya es hora de que lo conozcas, descubras sus posibilidades y aprendas a estimularlo para disfrutar lo máximo posible del sexo. ¡Y él también!

2 comentarios

Avatar

  • carlavidal2
    carlavidal2

    Valoración usuario

    Valoración: 0

    17/07/2010 13:35

    A mi chico le ha ido muy bien unas anillas

    Valorar
    Responder
    • canito
      canito

      23/12/2013 11:39

      carlavidal eso es otra cosa, es para que no se baje el pene , porque esta lleno de sangre, y no vuelve.Es sistema de oriente

      Valorar

Página: 1 de 1 (2 Elementos)

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x