Causas y soluciones a la falta de deseo sexual

¿Tu pareja ya no te atrae como antes?

Irene Solaz
Ausencia de deseo en pareja

Cuando una persona tiene poco apetito sexual, algo sucede, y si esta etapa dura más de dos meses puede que se trate de un problema que requiera terapia. Puede sentirse culpable debido a que no quiere que su pareja piense que no le desea, y acceda a tener relaciones sexuales sólo por complacerla. Si bien no tener deseo sexual es normal en algún punto de nuestra vida, en el caso de que este poco apetito nos preocupe, afecte a nuestra relación y sea todo menos voluntario, sería aconsejable recibir ayuda.

Causas del poco apetito sexual

Hay diversas razones que pueden ser responsables de que no exista ningún interés por un contacto sexual, y la mayoría de las veces son psicológicas. La rutina en la pareja y practicar sexo en los mismos lugares y las mismas posiciones puede causar la falta de deseo sexual, o bien se puede perder el apetito a medida que crece el estrés, el insomnio, los problemas laborales, el cansancio o incluso una anemia.

Los problemas en la pareja suelen ser uno de los motivos principales pues, si existe una escasa comunicación o escasea el cariño y la intimidad, también puede existir poco deseo por compartir momentos íntimos.

Puede que el poco deseo sexual se deba a unas creencias religiosas que pongan como sinónimo las palabras sexo y pecado. Los medicamentos y drogas pueden influir negativamente en el apetito sexual, y en el caso del hombre y de la mujer puede que una disminución en la producción de testosterona lo provoque. La menopausia o la baja producción de estrógenos, o incluso el vaginismo y los problemas de lubricación vaginal que causan dolor en el sexo pueden impulsar a la mujer a no querer tener sexo.

Solucionando este problema

No hay razones para preocuparse, pues este problema es temporal. Ten en cuenta que si estás viviendo cambios y tu día a día se basa en el estrés del trabajo, es normal que a la hora de llegar a casa no te apetezca mantener una relación sexual.

Si el poco deseo sexual se debe a problemas en tu relación sentimental, podéis recibir terapia de pareja o acudir a un psicólogo o psiquiatra para determinar cuál es la causa del poco apetito sexual y la forma más eficaz de solucionarlo. No dudes en hablar con tu compañero sobre lo que te está sucediendo, pues si falta la comunicación de pareja difícilmente podrás recuperar las ganas que perdiste por culpa de problemas que sufres con tu pareja.

Tal vez la rutina en la relación sea la responsable de que lo último que te apetezca sea meterte entre las sábanas con él. Es sencillo recuperar la chispa perdida, por lo que no debes preocuparte. Hoy mismo piensa en un detalle muy bonito que puedes compartir con la persona a quien quieres, y procura revivir el romance de los primeros meses. Procura que no falten ni masajes ni caricias, y disfruta con juegos, disfraces, nuevos lugares... Todo lo que sea necesario para que recuperéis las ganas perdidas.

Es importante que no te obligues a tener relaciones sexuales en el caso de que no desees tenerlas. En vez de sentir culpa, habla con tu pareja y encuentra las razones por las cuales has abandonado el deseo sexual. De esta forma, podrás recuperarlas y revivirás junto con tu pareja el amor.