Mujeres y lesbianas: doble discriminación

Mujeres y lesbianas: doble discriminación

Hace poco más de veintidós años, la Organización Mundial de la Salud eliminó la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales. Con motivo de este suceso se estableció el 17 de mayo como el Día Internacional contra la Homofobia. Además de este paso adelante hacia la tolerancia, otros Estados europeos también han colaborado en la protección de los derechos de los individuos con una orientación sexual diferente a la heterosexual.

Así, por ejemplo, la directiva de la Unión Europea deja a los Estados miembros la posibilidad de reconocer como razón de persecución la orientación sexual, por lo que algunos estados, como Holanda y Bélgica, ya recogen expresamente en sus normativas la "persecución por motivos de orientación sexual" como causa para la concesión de asilo.

Discriminación sexual en el mundo

Sin embargo, hoy en día aún existen países en los que estas personas sufren torturas y violaciones para que se "curen" de su "desviación". La verdad es que en pocos lugares del mundo estas personas tienen el privilegio de ser tratadas con plena igualdad ante la ley. Incluso en los pocos países donde pueden disfrutar de ella, la discriminación social aún permanece.

La cultura patriarcal existente en muchas sociedades, así como el sexismo, favorecen la doble discriminación de las mujeres bisexuales y lesbianas. Estas personas son  abocadas a situaciones de violencia y discriminación por su doble condición de mujer y homosexual. A veces, las jóvenes que revelan su orientación sexual son obligadas a casarse o a tener relaciones sexuales con hombres y también suelen ser víctimas de pruebas de virginidad o de embarazos forzados.

Asimismo, las mujeres lesbianas de color sufren otro grado de discriminación, que no solo se compone de sexismo y homofobia, sino también de racismo. Este fue el caso de Robin Lucas, una lesbiana afroamericana que fue insultada y violada en una cárcel de Estados Unidos.

Otro ejemplo de la situación a la que se enfrentan muchas lesbianas es el caso de la rusa Irina. La joven fue sometida a malos tratos para obligarla a ceder la custodia de su hija. No suficiente con eso, fue secuestrada por unos detectives contratados por sus padres, quienes se la llevaron a un apartamento, donde, junto con otro hombre, la violaron para reorientar su identidad sexual.

Este no ha sido el primer ni último caso de discriminación sexual en Rusia. En enero de 2010, una pareja de lesbianas de nacionalidad rusa pero residentes en Canadá, Irina Fedotova e Irina Chapitko, vieron frustradas sus ilusiones de formalizar su situación legal en su país de origen. El tribunal ruso denegó la inscripción de su matrimonio en el Registro Civil de Moscú, alegando que el Código Civil ruso no admite los matrimonios entre personas del mismo sexo.

Mujeres lesbianas, aún dentro del armario

Así pues, dada la doble discriminación de las mujeres lesbianas o bisexuales en el mundo, no resulta extraño que las mujeres tengan más dificultades que los hombres para declarar su identidad sexual. Esto hace que el lesbianismo y su situación social sean aún más invisibles.

Es por ello que muchos colectivos y organizaciones de gays y lesbianas subrayan la importancia de concienciar desde la infancia. De este modo la educación en las aulas se torna fundamental para evitar futuras situaciones de discriminación social.

Irene García  •  jueves, 1 de mayo de 2014

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x