¿El tamaño del pene importa?

 El tamaño del pene importa
¿El tamaño importa? Es la pregunta por excelencia cuando se habla de sexo. El motivo de que tantos hombres estén acomplejados, o incluso apaguen la luz cuando están con su pareja en el dormitorio. Como si un centímetro de más, un centímetro de menos, fuese responsable de que un hombre sea mejor o peor amante. ¿Es una exageración darle tanta importancia a un tamaño que se ha conseguido al azar? ¿Realmente mide un simple número la satisfacción de una mujer?

La media de un pene erecto oscila entre los catorce y dieciséis centímetros, aunque ningún estudio puede ser suficientemente fiable. Por lo general, es preferible que el pene no sea ni muy grande ni muy pequeño, pero existen otros factores que son incluso más relevantes a la hora de evaluar el placer en la cama.

Otros factores que importan para evaluar el placer sexual


Los centímetros nunca lo serán todo. El grosor también juega un papel importante a la hora de dar placer, debido a su roce. También es fundamental saber qué le hace disfrutar a tu pareja, pues ¿de qué sirven dieciocho centímetros si en los preliminares no le das protagonismo a tus dedos y lengua?

La imaginación a la hora de cambiar de posturas o de rincones de la casa, la pasión inconfundible en la cama y las caricias por la espalda o pasar la lengua por el lóbulo de su oreja también crean sensaciones increíbles. El sexo es, por encima de todas las cosas, mental y psicológico. Más importante que unos centímetros es encontrar aquellas zonas de su cuerpo que al ser acariciadas le hacen enloquecer.

¿Por qué se le da tanta importancia?


Las comparaciones entre amigos o con imágenes vistas en películas son las responsables del 'Síndrome del pene pequeño', que es puramente mental y no tiene fundamento. Vivimos en una sociedad en la que al sexo se le da una importancia increíble, lo cual no tiene por qué ser un inconveniente siempre que no nos impida disfrutar de lo que hacemos.

Obsesionarse por un problema inexistente puede impedir a un hombre disfrutar al máximo de las sensaciones más placenteras de esta vida, pues en vez de contar centímetros son más significativos los gemidos y la sonrisa de satisfacción de tu pareja. Somos inconformistas por naturaleza, y nuestro cabello moreno natural siempre lo desearemos rubio. Pero ya va siendo hora de que nos valoremos más.

Irene Solaz  •  miércoles, 25 de agosto de 2010

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x