10 cosas que aprendimos de la vida gracias a La Veneno

Marta Marciel

¿Quién no conocía a la Veneno? Un personaje inigualable, diferente, que hacía, decía y pronunciaba todo lo que quería en el momento que le daba la gana. Con su muerte se cierra un episodio de España, pero realmente aprendimos más de ella de lo que pensamos. Estas fueron las 10 lecciones de vida que nos dio Cristina desde que saltara a la fama. 

10 cosas que aprendimos de la vida con La Veneno

1 Auténtica. La Veneno era ante todo, una mujer sin pelos en la lengua, pero que vivía como le daba la gana. Si algo aprendimos de Cristina es a no escondernos y representar personajes que no somos. Cada uno es como es y hay que quererse

2 Deslenguada. Cristina tenía una manera particular de hablar, precisamente era lo que le daba el nombre. No se cortaba al insultar, al repartir cera a quien se metiera con ella y a no dejar títere con cabeza. Y nos enseñó a ser una misma, también en el lenguaje. 

3 Libertad sexual. Porque si por algo era famosa la Veneno era por tener una agenda de contactos de lo más especial. Cristina vivía el sexo con libertad, era una transexual orgullosa y nunca se avergonzó de llevarlo como bandera. Y por eso aprendimos que la libertad personal, sexual y vital es tan importante para cada uno. 

4 Diversión. Pocas personas más divertidas hemos visto en televisión, en redes sociales y en publicaciones como Cristina 'La Veneno'. Ella nos ha enseñado a hacer espectáculo y a divertir a los demás. No la había más graciosa y con más capacidad de hacer reír con sus ocurrencias.

5 Lealtad. La Veneno iba como un miura contra sus enemigos, pero también defendía a capa y espada y frente a quen fuera a sus mejores amigos. Ella era una mujer de costumbres, de barrio y por eso siempre tenía que defender a los suyos. 

6 Icono pop. Cristina 'La Veneno' no era sólo una mujer que hablaba de todo y de todos en los platós de televisión, sino que llegó a convertirse en todo un icono pop como una de las transexuales más famosas de España. 

7 Orígenes. Si de algo estaba orgullosa era de dónde venía, un lugar que jamás olvidó. Muchos creyeron que esto ha sido un error, pero no deseó salir de donde vino, y eso también nos recuerda la importancia de no endiosarse a pesar del éxito. 

8 Espectáculo. No olvidemos que la Veneno era una 'vedette', que controlaba los platós de televisión y sabía muy bien cómo hacer show. Estar orgullosa de una misma como Cristina ayuda a que el éxito suba, y como ella misma decía 'me llueven los millones'. Durante mucho tiempo fue uno de los personajes más prolíficos del mundo del corazón en España. 

9 Discreción. Sí, con su aspecto y su manera de hablar no parece que la palabra 'secreto' vaya con ella, pero si algo ha llevado por bandera es no revelar ciertas informaciones de algunos amantes más que famosos. Muchos apuntan a que este ha sido un gran problema, aunque siempre dijo que valía 'mucho más por lo que callaba'. 

10 Vida. Pero si algo aprendimos de la vida con Cristina, La Veneno, fue precisamente a exprimir la vida. Su trágico y temprano final no ha hecho justicia a una mujer libre que vivió como quiso, que disfrutó de su propia persona hasta puntos insospechados y que siempre quedará en el recuerdo. 

Puedes leer más artículos similares a 10 cosas que aprendimos de la vida gracias a La Veneno, en la categoría de Famosos en Diario Femenino.