Juicio de Jessica Bueno y Kiko Rivera, el reencuentro más violento

Pedro Oliver

El conflicto entre Jessica Bueno y Kiko Rivera ha llegado a su fin en los tribunales de justicia. La expareja volvía a verse las caras en los juzgados donde estaban citados para declarar después de que el hijo de Isabel Pantoja solicitara la custodia compartida de su hijo y un régimen de visitas, ya que lleva dos meses sin verle.

Pero toda esta guerra viene de largo. La disputa entre la modelo y el Dj comenzó el 25 de septiembre cuando Jessica Bueno decidía incumplir el convenio de regulación que había firmado con Kiko, pero que aún no estaba ratificado, y se marchaba con el bebé a Eibar donde vive su novio, el futbolista Jota Peleteiro. Esto provocó la reacción de Kiko Rivera que acudió al plató de Sálvame Deluxe donde arremetió con dureza contra la madre de su hijo a la que calificaba como una "mujer interesada por la fama y el dinero".

Kiko Rivera amarga a Jessica Bueno: consigue la custodia compartida

Durante la citación en los juzgados sevillanos se podía palpar en el ambiente la tensión entre Kiko y Jessica, los cuales llegaban a declarar pasado el mediodía.

A pesar de la gran expectación generada, no se supo nada de lo ocurrido hasta que la periodista Beatriz Cortázar ha asegurado en ‘El programa de Ana Rosa’ que Kiko Rivera ha conseguido la custodia compartida de su hijo Francisco. Según la periodista esta decisión haría inmensamente feliz al Dj y a su madre Isabel Pantoja, ya que llevaban dos meses sin poder disfrutar de su pequeño Francisquito.