Por qué el carpool karaoke de Britney Spears fue terrible

Marta Marciel

Que James Corden es el presentador favorito de los famosos no es ninguna novedad. El americano consigue meterse en el bolsillo a todas las celebrities que entrevista porque su formato es divertido, completo e innovador. Además, ¿quién no ha berreado las canciones de sus ídolos mientras iba conduciendo o de copiloto en un coche? Por eso, todos quieren cantar con él: Adele, Gwen Stefani, Justin Bieber, Jennifer Lopez... ¡hasta la mismísima Michelle Obama! Todos cantaron, rieron y dieron titulares. ¿Por qué iba a salir mal si se montaba Britney Spears

El resurgir de Britney Spears que no funcionó en carpool karaoke

Por si no lo teníamos suficientemente claro, el carpool karaoke funciona cantando las canciones. Es decir, el concepto playback queda completamente fuera del juego. ¡No es un Lip Sync Battle! Bueno, pues parece que Britney no lo entendió. Sí, bailó, hizo como que cantaba sus canciones, las tarareaba y en ciertas partes ni siquiera se sabía la letra. ¡Mal, Britney! ¿Por qué nadie le dijo lo que había que hacer al montarse en ese coche? 

Además, la entrevista no fue divertida, sino tan 'real' que nos dio hasta miedo. Britney no quiere estar con ningún hombre, no le importa darse cuatro besos, pero no quiere nada más. ¡Ah, sí! Quiere tres hijos más, a mayores de sus dos chicos de 9 y 10 años. Tres. Nada más y nada menos. Eso sí no cree en el matrimonio actualmente aunque está buscando un padre para esas tres hipotéticas criaturas. Menos mal que James Corden se dedicó a desgañitarse e incluso se vistió de la princesa del pop en Baby One More Time

Puedes leer más artículos similares a Por qué el carpool karaoke de Britney Spears fue terrible, en la categoría de Famosos en Diario Femenino.