Mensajes calientes para subir la temperatura de la relación

Enciende la pasión en tu relación con estos mensajes

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Los mensajes más calientes para mandar

Muchas veces nos preguntamos por qué la pasión se va apagando en una relación de pareja. Conviene mantener la chispa siempre viva y para eso nada mejor que enviar algunos mensajes calientes para subir la temperatura de la relación. En nuestros mensajes para todos también tenemos mensajes calentitos.

Enviar mensajes calientes para mantener la pasión

Si te estás preguntando cómo mantener a tu pareja con las mismas ganas que al principio de la relación, tenemos la respuesta. Enviar mensajes subidos de tono puede hacer que tu pareja tenga la cabeza durante todo el día en el punto exacto donde la debe tener, en ti. 'Dondequiera que estés, espero que tu mente esté revolcándose con la mía'. No importa si tu chico está en el trabajo o en una reunión familiar, haz que se acuerde de lo más importante 'Pon las manos donde puedas tocarme'.

Para los más reflexivos, algunos mensajes de amor pueden ir dirigiendo sus pensamientos 'Tú pensando qué ponerte y yo pensando cómo quitártelo'. Y es que analizar la relación de pareja para ver lo que va bien y lo que se puede mejorar es una actitud muy saludable 'Lo único que sobra en esta relación es la ropa'.

Subir la temperatura de la relación requiere iniciativa. Coge la delantera y demuéstrale que eres una mujer atrevida 'No soy Alicia, pero sé muy bien cómo llevarte al país de las maravillas'. Además de atrevida, debe saber que eres una mujer decidida y que sabe lo que quiere 'Quítame la ropa; tenemos que hablar muy seriamente'.

Aunque el sentido del humor no debe faltar en una relación de pareja. Si le envías algún mensaje chistoso y además caliente, tu pareja estará deseando volver a casa 'El café me gusta como el sexo: caliente, fuerte y encima de la mesa, ¿te tomas un café conmigo?'. Y si quieres que el dormitorio se llene de risas, no te cortes 'Me gustaría echarte unos polvos para ver cómo cambias de color (le dijo el Cola Cao a la leche)'.