A favor y en contra del intercambio de parejas

Hay parejas que utilizan el swinging para salvar su relación amorosa

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

El intercambio de parejas

¿Cuáles son las normas por las que se rigen las parejas? Los estereotipos de pareja se van desmontando y aparecen formas diferentes de entender el amor, el sexo y la pareja. Los swinger son parejas que practican el intercambio en cuanto al sexo se refiere. Y nos estamos preguntando por los argumentos a favor y en contra del intercambio de pareja.

A favor del intercambio de parejas

Las parejas de larga duración se encuentran muchas veces con fases en su vida sexual que ponen en peligro su unión. La monotonía se queda pegada entre las sábanas y eso puede poner en jaque toda la relación. Es entonces cuando la mayoría de las parejas descubren el intercambio de parejas como su tabla de salvación para romper con la rutina sexual.

El intercambio de parejas tiene a favor la personalidad curiosa de quienes lo practican, pero sobre todo el interés por descubrir cosas nuevas que puedan mejorar su vida sexual en pareja. Los swinger no son parejas abiertas que disfrutan de escarceos sexuales con otras personas cada uno por su lado, los swinger son parejas que están juntos aunque otros participen en sus relaciones sexuales.

Al espíritu curioso e inquieto y al interés por mantener la relación unida a los swinger se les suman más puntos a su favor que es la generosidad, una excelente comunicación y una gran complicidad. Parejas con química para las que la exclusividad sexual supone un lastre a la hora de mantener esa química.

En contra del swinging

Como de lo que se trata es de que cada cual pueda vivir su sexualidad en libertad, en principio no encontraríamos ningún inconveniente a los intercambios de pareja. Pero los hay. Y es que no todos los swinger gozan de esa estrecha comunicación y generosidad que es necesaria para que el intercambio de parejas sea saludable.

Ocurre muchas veces que uno de los dos se ve arrastrado a la práctica del intercambio para complacer a su pareja, sin estar muy seguro de que sea una buena idea y sin sentirse muy cómodo con la situación. Hacer cualquier cosa por mantener a tu pareja a tu lado es tan negativo como dejarlo todo por amor porque en ambos casos supone una pérdida de identidad.

A favor y en contra del intercambio de parejas

Aquí entra en juego la compatibilidad sexual de la pareja. Cuando uno de los dos camina por delante en cuanto a sexualidad se convierte inmediatamente en un problema de pareja importante. Y en el caso del intercambio, se suman más personas al problema en sí.