Cómo comportarse en el sexo la primera vez con un hombre

Las claves para triunfar en esa primera vez

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Ese chico te encanta y todo indica que tú le encantas a él. Habrá que acostarse ¿no?, pero los nervios de la primera vez con un hombre nuevo son inevitables. A veces nosotras solas complicamos las relaciones de pareja olvidándonos de la naturalidad y cargándonos con complejos. Tenemos las claves para triunfar en el sexo la primera vez con un hombre.

La primera vez que te acuestas con un hombre

El proceso de conquista es de lo más apasionante. Despliegas tus armas de seducción, tu ingenio y tus encantos y desaparece esa mujer con inseguridades en cuanto compruebas que tu método está dando resultado. La evolución más lógica de un ligue es terminar en la cama, pero es ahí donde surgen las dudas. ¿Cómo te comportas en el sexo la primera vez con un hombre?

Puedes llevar tú la iniciativa o puedes esperar que sea él el que tome ventaja. Puedes imponer tus condiciones sexuales o puedes ver qué es lo que él busca. Puedes querer dar la imagen de mujer atrevida en el sexo o puede que prefieras una actitud más recatada. Pero también puede ser que tomes la mejor opción que es la de la espontaneidad. ¿Qué te pide el cuerpo?

Y es que no siempre te comportas igual en la cama, como tampoco lo haces cuando te enamoras. Cada pareja te inspira cosas diferentes que te llevarán a decantarte por más pasión, más ternura, más romanticismo o más desenfreno. Tu mejor aliada a la hora de tener éxito esa primera vez con un hombre nuevo es la seguridad. No es fácil olvidarse de los complejos o de los prejuicios sociales, pero merece la pena intentarlo.

Ese primer encuentro sexual con un hombre nuevo debe estar rodeado de naturalidad dejando a un lado preguntas como qué pensará de ti o si le estás gustando. Que también hay que saber perder en el sexo, como en el amor, está claro. Que puede que no funcionéis en la cama juntos, puede pasar. Pero que tú te enriqueces en cada experiencia sexual independientemente del resultado y eso es lo que cuenta al final de todo.