Cómo ser la mejor en la cama

Lo que necesitas para triunfar

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Chica en la cama

Uno de los aspectos más importantes de la relación de pareja es la vida sexual. Sin embargo, no siempre le prestamos la atención que se merece por pudor, por prejuicios o por pura rutina. Nos gustaría señalar que una pareja feliz tiene una vida sexual también muy feliz, por eso nunca está de más mejorar. Te damos algunos trucos para ser la mejor en la cama. 

Lo que necesitas para disfrutar más del sexo y ser la mejor en la cama

Puede que alguna vez hayas tenido dudas sobre tu comportamiento sexual y te hayas preguntado si de verdad le gustas en la cama. Estas dudas son producto de una inseguridad casi congénita. Mientras que la mayoría de los hombres están convencidos de que son dioses del sexo, la mayoría de las mujeres nos sentimos abrumadas porque nuestros deseos coincidan con las expectativas de los demás.

Pero esta situación está a punto de cambiar y queremos dejar las cosas claras: lo importante no es que él te considere la mejor en la cama, lo importante es que seas tú la que pienses que eres la mejor. ¿Cómo? Observando los resultados. Serás la mejor en la cama si siempre disfrutas de tus encuentros sexuales, si no te obsesionas con cómo llegar al orgasmo o con la celulitis de tus muslos que, por cierto, él ni se ha dado cuenta.

Tener una vida sexual saludable es una cuestión de práctica, por supuesto, pero también de actitud. Y lo primero es la actitud, así que toma nota de estos requisitos que te convertirán en la diosa del sexo.

1 Límites. Todo el mundo tiene límites en el sexo y en el resto de los ámbitos de la vida. Conocer tus límites y que tu pareja también los conozca y los respete harán de ti una mujer empoderada en la cama y fuera de ella. Marca tus límites, porque tú decides cómo disfrutar del sexo.

2 Nuevas experiencias. Tener unos límites no debe impedir que estés abierta a vivir nuevas experiencias, a innovar y a salirte de lo convencional. Por supuesto, cualquier práctica nueva que quieras introducir en tu vida sexual debe ser consensuada con tu pareja y debe atraerte mucho. Nunca hagas nada que te produce recelo por complacer a tu pareja.

3 Seguridad. No hablamos del sexo seguro y sin riesgos, aunque también tienes que tener esto en cuenta. Hablamos de tu autoestima, de dejar los complejos fuera del dormitorio y de ganar seguridad en ti misma. Porque eres una mujer deseable, lo mires por donde lo mires.

4 Hablando se entiende la gente. Entendemos que todo lo que rodea al sexo aún está envuelto en un halo de tabú y que a mucha gente le cuesta hablar de sexo. Pero el sexo se disfruta haciendo lo que te gusta y eso es algo que tu pareja no puede saber a menos que tú se lo digas. Por ahí sí, por ahí no, más deprisa, más despacio, más fuerte o más suave. ¡Dile lo que quieres!

5 Iniciativa. ¿Hay que buscar siempre el ideal de mujer atrevida en la cama? No siempre tienes que tomar tú la iniciativa, pero sí debes ser capaz de llevar las riendas cuando el cuerpo te lo pida. A los hombres les encanta, pero a ti te encantará más.