Cuándo acostarse por primera vez con un hombre

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Pocas cosas tan excitantes como conocer a un moreno apetecible, interesante, con una buena charla y mejor sonrisa que convierte tu estómago en una pista de baile para tus mariposas. ¿Y ahora qué? La pregunta que mujeres y hombres se hacen en estos primeros encuentros es cuándo acostarse por primera vez. Tenemos la respuesta.

Esperar a la tercera cita para el sexo

Lo de esperar a la tercera cita para acostarte con el hombre que te gusta lo dicen los cánones. No lo decimos nosotras y seguramente que tus reacciones físicas cuando estás cerca de él tampoco opinan lo mismo. Seguramente una voz en tu interior te dirá que te acuestes con él ya, ahora mismo, a qué esperas. Y no, no es la voz de tu corazón.

Pero sabes que si te acuestas con él en la primera cita vas a sufrir el acoso de tus prejuicios. Te imaginarás que él está pensando que eres una fresca, que estás muy bien para un rollo o para varios, que como amgovia no tienes precio, pero que no te tomará muy en serio para una relación de pareja. ¿Y tú a él? Porque ese mismo juicio deberías trasladarlo a su persona.

Un depravado impulsivo que es incapaz de esperar a que termine la primera cita para quitarte la ropa y llevarte a trompicones por todo el pasillo hasta llegar a su cama. Del todo indecente la situación, ¿verdad? Que sí, que hay gente que jura y perjura que cuando alguien te gusta de verdad lo mejor es esperar un par de citas más porque así la excitación se acumula y el placer del encuentro es más intenso.

Por qué no esperar a la tercera cita para el sexo

Todas las posturas son respetables en esto del amor y también en esto del sexo. Pero nos parece un poco arriesgado esperar a la tercera y siguientes para acostarte con el hombre que te gusta. Se han dado casos documentados por todo el mundo de hombres que parecían encantadores príncipes azules y que ya en la segunda o tercera cita se han revelado como auténticos sapos.

Si un hombre te gusta y hace que tus mariposas tarareen tonadillas de Raffaella Carrá en tu estómago solo por recordar cómo te sonríe, no lo dudes. La clave está en acostarte con él antes de que descubras que está casado, que tiene falas de ortografía, que tiene problemas con el alcohol, que es un friki de Star Wars o que lo que más le excita es pasar el fin de semana escalando rocas en la montaña, que de todo hay. Pero de todo.

Si la pregunta es cuándo acostarte por primera vez con un hombre, la respuesta es cuanto antes. Recuerda que no todos los que despiertan tus mariposillas estomacales son susceptibles de terminar siendo tu compañero sentimental, así que para cuando descubras todos esos defectos que no estás dispuesta a tolerar en una pareja, al menos ya habrá sido tu compañero sexual.