El sexo con un hombre casado: ventajas y desventajas

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

En el mundo de las relaciones de pareja el sexo juega un papel fundamental. Frente al sexo rutinario y de compromiso de las parejas estables se sitúa el sexo apasionante de las relaciones furtivas. Si estás con un hombre casado, te habrás dado cuenta de que el sexo se vive de otra manera. Analizamos las ventajas y desventajas del sexo con un hombre casado.

Pros y contras del sexo con un hombre casado

No vamos a entrar en la inconveniencia de enamorarte de un hombre casado porque seguro que ya estás sufriendo las consecuencias. Así que dejamos el amor y pasamos directamente al sexo con un casado ¿es mejor o peor? La verdad es que el matrimonio de tu chicho no te garantiza que sea un buen amante y mucho menos si lleva muchos años con la misma mujer.

El cum laude en las artes amatorias se obtiene a base de mucha práctica, así que tendrás que averiguar si tu hombre casado ha practicado mucho durante su matrimonio. Si está instalado en una relación rutinaria y sin pasión, puede ser que también te deje a medias a ti en vuestros encuentros, así que no merece la pena arriesgarse ni un minuto más.

Pero puede que a tu chico casado le haya dado por experimentar en esos años de matrimonio y acumular vivencias sexuales tanto con su mujer como con otras amantes. Sí, no pensarías que tú eres su primera y única infidelidad ¿verdad?. En este caso, el hombre casado te interesa más porque te ofrece sexo experimentado y sin compromiso.

El carácter ilícito, prohibido o furtivo de vuestra relación puede añadir grados y grados de temperatura a vuestras relaciones sexuales, por eso se suele considerar que el sexo con un hombre casado es mucho mejor. Sin embargo, como toda buena aventura, se trata de una aventura con fecha de caducidad, porque hasta el sexo a escondidas acaba por perder interés.