¿Es malo fantasear con otro hombre durante el sexo?

El problema (o no) de pensar en otro hombre durante una relación sexual

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Estamos aclarando algunos asuntos de las relaciones de pareja que aún presentan ciertas dudas. Las escenas de alcoba son cosa de dos y si interviene una tercera persona, aunque sea en tu imaginación, se convierten en un trío. Ni mal ni bien, solo aclaramos. Nos estamos preguntando si es malo fantasear con otro hombre durante el sexo con tu pareja.

Qué pasa si piensas en otro durante el sexo

Fantasear con otro hombre durante el sexo con tu pareja no es ni malo ni bueno sino todo lo contrario. Que estés en la cama con tu chico y de repente tu mente se llene de imágenes de otro hombre y que eso coincida justo con el momento en que empiezas a disfrutar más de la relación sexual no está penado por la ley, pero a tu chico no le va a hacer ninguna gracia.

Puede que si te ocurre esto te sientas culpable, te sientas mal y pienses que es casi como una infidelidad. Pero es muy importante que no compartas tus dudas con tu pareja, estas dudas en concreto, porque no todo es compartir. Para tu tranquilidad podemos asegurarte que el tamaño del supuesto pecado de fantasear con otro hombre depende mucho de quién sea ese hombre.

Una cosa es que tengas fantasías sexuales con algún icono erótico, con algún modelo de los que aparecen en los anuncios de perfume o con Bradley Cooper, por ejemplo, que son cosas que no puedes evitar y que nada tienen que ver con el estado de tu relación de pareja. Pero esto es algo que podemos entender nosotras, no intentes que tu novio lo entienda, así que mantén los ojos cerrados, la boca cerrada y sigue disfrutando.

Otra cosa es que el protagonistas de tus fantasías mientras estás en la cama con tu chico sea tu exnovio. Entonces el asunto se complica porque tu ex no tiene por qué aparecer en tu cama nunca más y menos cuando estás con tu novio. Esto se considera una distracción durante el sexo en toda regla, al mismo nivel que hacer la lista de la compra mientras tu chico se esmera en la faena. Será mejor que revises tu elección de compañero de cama.