Esperar a tener sexo, ¿algo del siglo pasado?

¿Hay que esperar hasta la tercera cita para tener relaciones con un hombre?

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Desvelamos algunos misterios de las relaciones de pareja y de las que aún no son pareja para poner algunos asuntos al día. Conoces a un hombre, te gusta, te encanta, tú le encantas a él y ahora mismo te lo llevarías a la cama. Pero algo te frena. Tu vocecita prejuiciosa te dice que debes esperar a tener sexo con él. ¿Vives en el siglo pasado?

Esperar o no esperar a tener sexo; he aquí la cuestión

Si aún crees que debes esperar a tener sexo cuando conoces a un hombre que te gusta no es que vivas en el siglo pasado, es que vives en época victoriana. Esto no quiere decir que tu postura sea inadecuada, porque ninguna postura es inadecuada cuando hablamos de sexo o de amor o de lo que sea que conecta a dos personas que se gustan en el mismo instante en el que se conocen.

Los promotores de esta abstinencia temporal que suele durar unas tres citas alegan que es mucho mejor esperar por algún cuento patriarcal que narra la historia de mujeres que deben hacerse valer. Y el medio de hacerse valer lo encuentran en aguantarse las ganas de irse a la cama con ese hombre que, será un desconocido, pero las está volviendo locas de deseo.

Otra razón para esperar un poco antes de acostarte con él, para resistir al impulso de tirarle encima de la cama y arrancarle la ropa es que las cosas que se hacen esperar se disfrutan más. Nosotras no estamos tan seguras porque no practicamos este tipo de contención emocional, pero las que lo han probado aseguran que el autocontrol sexual enriquece el placer cuando llega. Si es que llega.

En cualquier caso, la libertad sexual fluye en todas la direcciones y lo verdaderamente importante es que hagas lo que hagas (o no hagas) sea convencida y por tus propias motivaciones, no por las motivaciones de los demás. Porque si Cupido os ha unido, tres citas sin sexo no os separarán.