Kamasutra: las posturas que te harán disfrutar más

Este tratado hindú aborda la sexualidad y el amor en pareja

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Siempre estamos buscando nuevas fórmulas para renovar nuestra relación de pareja y evitar que caiga en la rutina y el primer lugar donde miramos es en la cama. La vida sexual de una pareja está en constante evolución y no siempre se trata de buscar las últimas novedades. Estamos revisando el Kamasutra y las posturas que te harán disfrutar más. ¿Te apuntas?

10 posturas del Kamasutra que vas a disfrutar

Seguro que has oído hablar mil veces del Kamasutra o, más bien, del Kama Sutra, ese tratado hindú que aborda la sexualidad y el amor en pareja. Puede que ni siquiera lo hayas leído, pero tampoco hace falta porque nosotras lo desentrañamos para ti y tu disfrute en pareja. Si quieres disfrutar más en el sexo, anota estas posturas del Kamasutra.

1. La postura del trapecio según el Kamasutra

Esta es una de las posturas del Kamasutra más eróticas y que más placer proporcionan. En la cama, él está sentado con las piernas abiertas y ella se sitúa encima. Poco a poco ella se va dejando caer hacia atrás y el resultado es el ángulo perfecto para que él estimule su clítoris al mismo tiempo que la penetra.

2. La profunda

Tumbados, él arriba y ella abajo, ella eleva las piernas sobre los hombros de él. Además el contacto visual aumenta la conexión de la pareja.Profundidad en la penetración es lo que se consigue con esta postura que te llevará del orgasmo al cielo en poco tiempo. 

3. El cara a cara

Es como el misionero pero cambiando las posiciones. Ella arriba y él abajo. Si te cuesta llegar al orgasmo es ideal porque los cuerpos pegados hacen que el clítoris esté continuamente estimulado.

4. El perrito

Es de las más demandadas y no sin razón. Esta postura apela a los instintos más primarios y a esa naturaleza animal que todos llevamos dentro. La cantidad de movimientos que permite esta posición la convierte en la estrella del dormitorio.

5. La postura de la doma en el kamasutra

A pesar del rechazo que pueda causar el nombre, es una de las posturas más placenteras. Él se sienta en una silla o se tumba  y ella sobre él, de forma que controla el ritmo y la intensidad de la penetración. Además, el contacto total permite abrazos, caricias y besos para una mayor intimidad. Si quieres innovar, que la mujer le dé la espalda. 

6. La postura del Andrómaco 

Con esta postura se llega fácilmente al punto G de la mujer. Él está tumbado y ella, en cuclillas, se coloca encima. Permite jugar con otras partes del cuerpo como los pechos y en todo momento es ella la que imprime el ritmo.

7. La unión de los amantes

Con esta postura no hay demasiada profundidad en la penetración pero el morbo está asegurado porque se realiza de pie. Si no se trata de un revolcón rápido, es una de las posiciones que más intimidad crean en una pareja.

8. El balancín en el kamasutra

Sentados uno frente a otro con los genitales en contacto y apoyándose en los codos. Así comienza esta posición del Kamasutra en el que el ritmo se va incrementando según la pasión de los participantes. Si el ritmo es bueno, también se queman calorías, que nunca viene mal.

9. El dragón

No hay contacto visual en esta posición pero es de lo más morbosa. Ella tumbada boca abajo, él sobre ella. Por la propia postura, se impone un ritmo lento, al menos al principio, y los dos cuerpos completamente unidos generan sensaciones muy intensas.

10. El misionero

¿Pero qué pasa con el misionero que es una postura tan denostada? A pesar de su fama de aburrida, el misionero es una de las posiciones más versátiles y más eficaces para llegar al orgasmo.

Y a ti, ¿qué postura del kamasutra te gusta más?