La mañana después del sexo con un desconocido

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Sin tiempo para citas románticas de varias semanas, cada vez es más frecuente que las relaciones sentimentales se inicien directamente en la cama. Conoces a un hombre, te gusta, a las copas que llevas encima también les gusta el mismo hombre y entonces ya estamos todas de acuerdo. Tienes que acostarte con él. Ya mismo, que el tiempo es oro. Hasta ahí no hay ningún problema, el problema viene más tarde cuando te despiertas a la mañana siguiente después del sexo con un desconocido.

Actuaciones para la mañana después del sexo

Te despiertas, abres el ojo con dificultad, notas una garra peluda que aprisiona tu abdomen y no sabes si vas a poder moverte de la cama. Espera un momento, ¿esa es tu cama? Que la noche fue intensa no lo dudas, que te acostaste con ese hombre, tampoco lo dudas. Lo que dudas es lo que tienes que hacer ahora.

Los planes de actuación para la mañana después del sexo con un desconocido son variados y pueden abarcar el alfabeto entero, así que no te preocupes. Estos planes dependerán de si estás en tu casa o en la suya, de si te acuerdas del nombre de tu compañero sexual, de si realmente te acuerdas de algo, del grado de tu resaca...

1 Plan A para la mañana después del sexo

No estás en tu casa, no te acuerdas de su nombre y a duras penas te puedes acordar del tuyo. La noche loca la decidieron los vodkas de más que te tomaste, así que no tienes garantías de que ese hombre te guste ni siquiera un poco. Sal corriendo, pero en silencio. Levanta cuidadosamente el brazo que te mantiene en la cama, sal de la cama muy despacito y recupera toda la ropa que puedas. O la que te resulte imprescindible, no hay tiempo para más. Ahora ya puedes correr.

En estas circunstancias no es necesario que le des un beso de despedida, ni que le sonrías, ni mucho menos que le des tu número de teléfono para una próxima cita. ¿Eso fue una cita?

2 Plan B para la mañana después del sexo

Estás en tu casa y lo sabes bien porque anoche os la recorristeis entera mientras recreabais el Kama sutra capítulo a capítulo por todos los rincones de la casa. ¿Así que te acuerdas? También te acuerdas perfectamente de su nombre, de cómo sonríe, de qué canciones le gusta escuchar durante el sexo, de su elasticidad, de sus medidas...todo. Entonces la noche se merece un bis.

Prepara café, unas tostadas de Nutella y un zumo para recuperar la energía. No es necesario que se lo lleves a la cama, que al fin y al cabo se trata de un desconocido. Espera que se despierte para dar muestras de tu hospitalidad y antes de que se vaya procura que te deje de recuerdo de despedida un nuevo revolcón. ¿El teléfono? Ah, sí. También.

3 Plan C para la mañana después del sexo

Estás en tu casa, ves a un hombre roncando en tu cama. 'Quién es ese hombre' es el título de una canción que se te va a quedar pegada todo el día. La situación es difícil porque no puedes salir corriendo de tu propia casa, así que vas a necesitar ayuda y tal vez alguna que otra mentira. Que está mal mentir, promete que nunca más vas a volver a hacerlo. Llama a tu hermana o a tu mejor amiga y que se ocupen, que para eso están.

Despierta al desconocido con el que te has acostado anoche y comprueba tus dotes de actuación diciéndole que debe marcharse cuanto antes porque tu hermana/amiga/prima ha tenido un problema importante y viene de camino a tu casa. Lo sientes, lo sientes muchísimo tener que despedirle así, pero es que es urgente. Ya nos veremos.