¿Ligar por Internet? Manual de instrucciones para el sexo 2.0

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Las nuevas tecnologías han transformado por completo las relaciones de pareja hasta el punto de que hay parejas que aún no se han visto cara a cara pero ya han mantenido relaciones sexuales. ¿Cómo es posible? La magia de Internet llega también al sexo, así que estamos elaborando un manual para el sexo 2.0. Ponte al día.

Cómo tener sexo por Internet

Seguramente ya estás al tanto de la cantidad lugares en los que puedes ligar por Internet. El proceso de conquista virtual es muy parecido al presencial y por eso antes o después tendrás que llegar al sexo. Y no hace falta estar en la misma cama para tener una sesión de sexo del bueno con ese hombre que has conocido en Internet.

La Webcam tiene muchos usos familiares y de trabajo pero sospechamos que se inventó para que las parejas formadas online pudieran disfrutar del sexo o para que esas relaciones a distancia no se perdieran por la falta de actividad sexual. El ordenador no es el único medio para tener sexo por Internet, imagínate las posibilidades de tu Smartphone para tus encuentros sexuales con tu chico virtual.

Se trata de dar un paso más en el Sexting. A los mensajes calientes y a las fotos subidas de tono se le suma la posibilidad de estar conectada en tiempo real con tu pareja virtual. ¿Qué hacer en el sexo 2.0? Pues todo lo que haces normalmente en el sexo presencial: excitarte, excitar a tu pareja, disfrutar y tener un orgasmo. Es posible.

Precauciones en el sexo por Internet

No somos de las que pensamos que cualquier hombre que conozcas por Internet es sospecho de ser un asesino en serie, pero es cierto que el mundo virtual ofrece más posibilidades de maquillaje que la vida real. Así que cuando hablamos de sexo en Internet debes extremar las precauciones. Una vez que subes una foto o un video erótico a cualquier dispositivo dejas de tener control sobre ese contenido.

Cuando sales a tomar unas copas y acabas la noche acostándote con un desconocido en tu propia casa hay menos riesgos que a la hora de practicar sexo online. Ligar por Internet es una cosa o quedar con ese chico que has conocido por Internet, pero tener sexo virtual con un desconocido puede resultar de lo más peligroso. Protege tu intimidad siempre que estés en Internet.

Es inevitable cierto riesgo, porque sabemos por experiencia que hasta esa pareja con la que llevas años te puede fallar. Y si siempre queremos alejarnos de esa imagen victoriana de esperar tres citas para acostarte con el chico que te gusta, en el caso del sexo 2.0 preferimos ser más que victorianas. No lo hagas con cualquiera.