¿No llegas al orgasmo con él? Pautas para saber por qué

¿Por qué no consigues llegar al orgasmo con un hombre?

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Es evidente que no hace falta vivir una relación de pareja para disfrutar de una vida sexual plenamente satisfactoria. Que no hayas encontrado a tu príncipe azul no quiere decir que tengas que cerrar las puertas o las piernas al sexo. Pero para que el sexo sea sexo de verdad, debes llegar al orgasmo. Si no llegas al orgasmo, te contamos por qué.

Por qué no consigues llegar al orgasmo

Los motivos por los que te puedes quedar como si nada o lo que se conoce como 'a medias' tras una relación sexual son múltiples y su causa puede ser tanto física o psicológica. Aunque la causa más frecuente de la falta de orgasmo, para qué nos vamos a engañar, es que has elegido al hombre equivocado. Sea tu pareja, sea un amante fortuito, los hombres sexualmente torpes o egoístas son la principal causa de que no llegues al orgasmo.

Aclarado este punto, debes revisar con quién te acuestas. Ya sabemos que ligar y acostarte con un desconocido es como una lotería sexual en donde no sabes si te va a tocar el premio gordo o un boleto para tirar a la basura. Y si estás en pareja y no consigues llegar al orgasmo, la cosa se complica, porque se avecina un problema de pareja, una crisis de pareja o puede que hasta una ruptura.

Además de los hombres, otra de las causas de la falta de orgasmos son los complejos. Si tienes baja autoestima y en la cama estás más pendiente de tus michelines, de tu celulitis o de si te has depilado la zona correcta o no, es muy probable que no puedas disfrutar del sexo como debieras. Recuerda que el sexo está precisamente para disfrutar y que el orgasmo requiere dejarte llevar por las sensaciones. Si no, no llegas.

Pero hay más. Lamentablemente hay más causas para que no consigas llegar al orgasmo. Saltarse el calentamiento previo o no tener un conocimiento exhaustivo de tu propio cuerpo se sitúan en la lista de los culpables de la falta de orgasmo. Si no practicas la masturbación habitualmente es bastante difícil que conozcas los mecanismos de tu placer. Así que antes de buscar el orgasmo con otra persona, búscalo contigo misma.