No te cortes: así es el sexo con un desconocido

¿Te atreverías a tener relaciones con alguien que no conoces?

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Qué hacer en la cama con un desconocido

No todo en esta vida gira alrededor de las relaciones de pareja. Los amores esporádicos, los amigos con derecho y hasta los desconocidos también forman parte de nuestra vida sentimental y sexual. Nos estamos preguntando cómo comportarse en el sexo con un desconocido ahora que hemos entendido que no debemos esperar a tener referencias para acostarnos con alguien que nos gusta.

Qué hacer en el sexo con un desconocido

Poco a poco vamos eliminando esos prejuicios que nos encadenan al papel de damiselas victorianas y ya casi nadie sigue la norma decimonónica de esperar tres citas para acostarte con un hombre que te gusta. El deseo manda y si acabas de conocer a un hombre y por casualidad tus hormonas han dicho que quieren a ese hombre de inmediato, debes hacer caso a tus hormonas.

Superados ciertos prejuicios, cabe preguntarse cómo comportarse en la cama con ese desconocido. Tampoco es cuestión de borrar todos y cada uno de los prejuicios. Que no te acuestes con él temiendo que sea un asesino en serie no quiere decir que accedas a prácticas sexuales con cierto riesgo que requieren mucha confianza. No deja de ser un desconocido. Así que aprovecha la parte positiva pero no pongas en riesgo tu salud.

Con preservativos bien localizados y a punto para ser utilizados y dejando claros ciertos límites, las ventajas de tener sexo con un desconocido pueden llegar a ser infinitas. Con un desconocido puedes comportarte en la cama como quieras, puedes incluso poner en práctica ciertas fantasías sexuales. A diferencia de un compañero sexual que te conoce previamente, tu desconocido no se ha hecho una idea de cómo eres y mucho menos de cómo debes ser.

Así que puedes ser tú misma, lo que en este caso equivale a actuar bajo el mandato hormonal y hacer todo lo que el cuerpo te pida. Si el cuerpo te pide ser una diosa del sexo y promocionar el Kamasutra por todos los rincones de la casa antes de llegar al dormitorio, adelante. Escucha a tu cuerpo porque él sabe mejor que nadie si ese desconocido merece la pena.