Peligros y ventajas de hacer el amor en el agua

Lugares para hacer el amor en el agua

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

¿Te gusta hacer el amor en el agua? Seguro que tienes más de una imagen en la cabeza en la que aparece el sexo en el agua que te recalienta las neuronas. La bañera, la ducha, la piscina, un río, el mar...son lugares donde hacer el amor capaces de revitalizar tu relación de pareja. Pero...un momento, porque no somos seres acuáticos y hacer el amor en el agua presenta algunos inconvenientes, más que ventajas.

Lugares para hacer el amor en el agua

Hay lugares especialmente eróticos, sobre todo si nos dejamos influenciar por las escenas que aparecen en las películas. El sexo en el agua es de lo más estimulante pero, ¿dónde hacerlo? Las posibilidades son varias.

+ En la bañera. Estás sola en casa y te apetece darte un baño relajante. Cuando estás con los ojos cerrados disfrutando en tu mundo de sueños, aparece tu pareja y lógicamente le invitas a compartir ese momento. ¿Cómo resistirse? El plan es perfecto para fortalecer el vínculo y hasta para celebrar San Valentín.

+ En la ducha. Momento sexy donde los haya, el de una ducha compartida en pareja. Casi es inevitable que surja el deseo y no podéis parar, tenéis que hacer el amor ahí mismo bajo el agua. Cuidado, porque el sexo en la ducha tiene sus riesgos, pero merece la pena.

+ En la piscina. Por favor, que sea en una piscina privada, no pública. Si en principio la idea es lanzarte a la piscina para darte un chapuzón y refrescarte, puede que en un momento consigas todo lo contrario, es decir, calentarte hasta el extremo y que no lo puedas evitar.

+ En el mar. No hay lugar más romántico y a la vez erótico para hacer el amor. O el sexo. El sexo en el mar es una de las fantasías eróticas más frecuentes y que no tropiezan con prejuicios. Así que adelante.

Ventajas de hacer el amor en el agua

Elegido el lugar, pasamos a valorar las ventajas de hacer el amor en el agua. Tiene unas cuantas:

+ Es excitante. Un lugar diferente, en algunos casos el riesgo de ser vistos, cumplir una fantasía...son muchos los motivos por los que nos encanta el sexo en el agua.

+ Es romántico. No tiene por qué tratarse de sexo salvaje, puede ser un momento tierno y delicado como el que más.

+ Es improvisado. Un poco de espontaneidad nunca viene mal en las relaciones.

+ Es revitalizante. De la pasión, de la chispa, del enamoramiento...

Inconvenientes de hacer el amor en el agua

Pero para ser sinceras, el sexo en el agua tiene más inconvenientes que ventajas:

+ Irrita. El agua irrita la piel, sobre todo en el caso de la piscina debido al cloro. Y con piel también queremos decir pared vaginal.

+ Es incómodo. En una bañera estáis muy pegados el uno al otro, pero hay que reconocer que no vais a poder encontrar la mejor postura para el orgasmo.

+ Es peligroso. No queremos chafarte la ilusión de la experiencia de hacer el amor en la ducha, pero nos han contado que mucha gente acaba con una contractura o un esguince.

+ Puede ser doloroso. A pesar de que la imagen te resulte de lo más excitante, el agua hace que desaparezca la lubricación natural. Si no quieres acabar con tus genitales doloridos, utiliza lubricantes que sean compatibles con el agua.

+ Os pueden pillar. El riesgo de que os pillen también aumenta la libido, pero si no tenéis cuidado (y, ¿quién tiene cuidado en una situación así) podéis llevaros de recuerdo una multa.

+ ¡El preservativo! Atención, porque los expertos dicen que el preservativo hay que ponérselo antes de entrar al agua y que hay que estar atentos porque el agua aumenta las posibilidades de que se rompa.

Y a ti, ¿te apetece hacer el amor en el agua?

Puedes leer más artículos similares a Peligros y ventajas de hacer el amor en el agua, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.