Repetir en el sexo: cuando las segundas oportundidades sobran

¿Es mejor no repetir?

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Cuándo no repetir en el sexo

Es evidente que no todos los lodos terminan en polvos y que no todos los polvos terminan en relaciones de pareja. Y es que hay noches de sexo que son para olvidar. Sin embargo, por más desastroso que haya sido tu encuentro erótico festivo, a veces te preguntas si tendrías que darle una segunda oportunidad en el sexo. Porque una mala tarde la tiene cualquiera, eso hay que reconocerlo.

Cuándo es mejor no repetir en el sexo

Conoces a un chico encantador, tus mariposas se alborotan al instante, lo que no son mariposas también se le alborota a él y acabáis entre las sábanas en tu casa. Pero lo que prometía ser una inolvidable noche de sexo desenfrenado con infinidad de bises a la mañana se ha quedado en un desastre que pasará a la historia de tus despropósitos sexuales.

Y es que el chico encantador al que tu instinto catalogó como dios del sexo a primer golpe de vista, siguió siendo encantador. Pero tu instinto estaba equivocado. Ni dios ni sacerdote del sexo. Como eres una mujer comprensiva y empática piensas que una mala noche la tiene cualquiera y que tal vez tengas que darle otra oportunidad para que te demuestre sus grandes habilidades en la cama.

Pero no insistas. Si el chico encantador que revolucionó tus hormonas anoche no fue capaz de leer tu mapa del placer, si se mostró reacio a ponerse el preservativo porque le restaba naturalidad a la vez que vigor, si solo se preocupó de llegar al orgasmo él, si no sé qué me pasa contigo que no me concentro, si te juro que es la primera vez que me pasa...no insistas.

A veces es mejor no repetir en el sexo. A veces hay que dejar atrás la empatía y la compresión y pensar más en ti misma. La vida es una sucesión de oportunidades perdidas y él la perdió contigo anoche. No pasa nada, no es un mal tipo ni tú eres una intolerante. Solo que el mundo está lleno de hombres desconocidos que están esperando a ser descubiertos como para dar segundas oportunidades. Siguiente, por favor.