Señales que indican que necesitas tener sexo

Cuerpo y mente se desequilibran cuando te falta sexo

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Qué pasa cuando te falta sexo

No te encuentras bien, pero no es la gripe ni nada que puedas identificar. No duermes bien, te duele la cabeza, tienes mucha tensión muscular y un mal humor que aumenta cada día. ¿Qué te está pasando? Hay muchas enfermedades que ocurren por la falta de sexo. ¿Será tu caso?, ¿hace cuánto que lo hiciste por última vez? Te contamos las señales que indican que necesitas tener sexo. Ponle remedio ¡ya!

Tu cuerpo te está pidiendo sexo

No nos cansamos de repetir que hay que practicar más sexo, mejor sexo y más a menudo porque todo son beneficios para la salud. En el sexo se encuentra el secreto de la felicidad y el elixir de la eterna juventud. Y si esto es así, lo lógico es que la falta de sexo produzca consecuencias negativas para la salud. ¿Te sientes enferma? Puede que necesites sexo.

1. No puedes dormir

Señales de que necesitas sexo

Te metes en la cama y no paras de darle vuelta a tus dramas. Pasan las horas y tú sigues ahí rodando de un lado a otro de la cama con los ojos como platos. En algún momento consigues dormir, pero pronto te despiertas entre sudores y pesadillas. El insomnio tiene muchas causas, pero si en tu vida no está ocurriendo nada que te impida dormir, solo te queda investigar en tu escasa vida sexual.

2. Tienes contracturas musculares

Tus músculos no solo piden gimnasio para estar en forma, también piden sexo. Así que tendrás que dárselo cuanto antes. Una de las señales más evidentes de la falta de sexo son los problemas musculares y, atención, los dolores de cabeza frecuentes.

3. Tu piel está apagada

¿Recuerdas cuando disfrutabas habitualmente del sexo y todo el mundo te decía que estabas resplandeciente? Eso es porque el sexo es bueno para la piel y además rejuvenece. Si últimamente tu piel está apagada, sácale brillo con un buen revolcón.

4. Tienes mal humor

Ya no tienes cambios de humor, ahora vives en un mal humor perpetuo con el ceño fruncido, te ha desaparecido la sonrisa y te da una pereza enorme socializar porque te molesta absolutamente todo lo que te digan. Y sí, ya sabes la receta para combatir el mal humor: sexo.

5. Autoestima baja

Los problemas de la falta de sexo

Por si fuera poco no poder dormir, estar de mal humor y que te duela todo el cuerpo, ahora notas que tu autoestima está en baja forma. Si hace mucho que no tienes sexo, es porque últimamente no ligas nada y eso te está afectando a tu autoestima.

6. Revisas el Tinder compulsivamente

Estás en casa y revisas el Tinder compulsivamente como si fuera a aparecer un match como por arte de magia o como si alguno de tus contactos te fuera a pedir una cita ¡ya! Estaría bien, ¿verdad? Antes de seguir pasando fotos sin ton ni son, podrías lanzarte tú y decirle a ese chico que vive tan cerca que se pase a tomar algo.

7. Piensas en sexo todo el tiempo

Que a tu cuerpo le falte sexo no quiere decir que haya desaparecido de tu vida. De hecho, piensas más en sexo que en cualquier otra cosa. Ves erotismo hasta en el café de la máquina y en el ascensor le has mirado el culo a tu vecino del tercero. Tienes que llenar tus vacíos cuanto antes.