Sexo matinal: reduce el estrés y el riesgo de infarto

¿Qué características tiene el sexo matinal?

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Si eres de ese tipo de personas que odia madrugar y que se levanta con un carácter áspero, seguramente tu pareja ya se habrá dado cuenta de que por más que se arrime a ti cuando suena el despertador, tú vas negarte con un gruñido. Lo más probable es que ya ni lo intente, pero tal vez cambies de opinión cuando te contemos los beneficios del sexo matinal. Sigue leyendo.

Beneficios del sexo matinal

Si cuando suena el despertador te sientas en el borde de la cama mirando al infinito y pensando qué tipo de dios malévolo creó las mañanas, si te levantas y esquivas cualquier conato de conversación y rechazas el contacto con otro ser humano hasta las 12 del mediodía, si te pasa todo esto seguramente no querrás ni oír hablar del sexo matinal. Y nosotras te entendemos, porque también éramos así hasta que descubrimos el secreto para empezar el día con alegría: un polvo mañanero, ¿te apuntas?

Antes de que digas que no, que ni hablar, atenta a las ventajas que tiene el sexo matinal:

+ Mejora la circulación. Por eso te sientes más activa durante todo el día.

+ Reduce el riesgo de infarto. Esta es una razón poderosa para plantearse el momento del día que dedicas al sexo.

+ Reduce el estrés. Sí, el estrés se despierta contigo, así que no le dejes que te acompañe el resto del día.

+ Mantiene las defensas. Evitar gripes, resfriados y otras dolencias es una buena excusa para cambiar tus horarios sexuales.

+ Quema calorías. Claro que aún no has comido nada porque no te ha dado tiempo ni a desayunar, pero el sexo adelgaza, tonifica y quema las calorías del día anterior.

+ Aumenta la energía. Seguro que no te puedes imaginar empezar el día sin arrastrarte hasta la cocina en busca del café o sin salir de camino al trabajo con los hombros caídos y con ganas de que llegue el Apocalipsis y acabe con esta tortura de madrugar. Pues sí, un buen revolcón mañanero puede darte toda la vitalidad que necesitas.

+ Empieza el día con alegría. Que el sexo libera endorfinas, eso ya lo sabías. Que el orgasmo te hace feliz, seguro que también lo sabías. Pues suma uno y uno y ahí tienes el secreto para empezar el día con alegría.

Características del polvo mañanero

Pero cuando hablamos de sexo matinal o de ese polvo mañanero que promete transformarte la visión que tienes de las mañanas, hablamos de un encuentro con unas características particulares.

+ El sexo matinal no es hacer el amor con tu pareja, es una forma diferente de empezar el día. Pero no hay tiempo para preliminares ni para exhibiciones, estamos hablando de un rapidito.

+ Que sea rápido no quiere decir que no tengas tiempo de llegar al orgasmo. Levantarte de la cama tras un orgasmo es lo que hará que te enfrentes al día con otra actitud.

+ El polvo mañanero se practica única y exclusivamente en la cama. Justo en el momento en el que suena el despertador, con movimientos rápidos, concisos y eficaces.

+ Si te preocupa que aún no os habéis lavado los dientes y besar a tu pareja recién levantada como hacen en todas las películas románticas no te motiva, hay mil posturas que puedes adoptar para no estar cara a cara durante el coito. Y te van a gustar igual o más.

+ Recuerda que no puedes sustituir tu desayuno habitual por un revolcón matinal, aunque te hayas comido enterito a tu chico. De ahí las prisas, no te vayas a trabajar sin desayunar.

Pruébalo y verás. Si incorporas el sexo matinal a tus rutinas diarias verás cómo desaparece el mal humor de las mañanas y aparecen las ganas de comerte el mundo.