Ventajas del sexo entre mujeres

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Nos alejamos un poco de esas tradicionales relaciones de pareja entre una mujer y un hombre para centrarnos en la homosexualidad femenina. Un mundo que a muchas mueres les atrae aunque no están muy decididas a aventurarse en la práctica del sexo lésbico. Para las que están en dudas tenemos algunas ventajas del sexo entre mujeres. Para las que lo tienen claro, nunca te acostarás sin saber una cosa más.

Las ventajas del sexo lésbico

En principio la principal ventaja del sexo lésbico es la apuesta por la naturalidad. Una vez que te has decidido a romper las reglas, a no participar de lo que la sociedad te ha impuesto, siempre te resultará más fácil vivir tu homosexualidad con naturalidad con todo lo que ello implica de disfrute sexual. Que tu cuerpo es tuyo y nadie mejor que tú sabe lo que necesita.

Tal vez las lesbianas han pasado por alto esta ventaja del sexo entre mujeres, pero es uno de los grandes puntos a su favor. Con el sexo lésbico no hay riesgo de embarazo. Así de claro, así de simple, así de evidente y también así de ventajoso. Pero ojo, que no haya riesgo de embarazo no implica que no haya otros riesgos como en el sexo heterosexual de contraer alguna enfermedad de transmisión sexual.

Uno de los grandes problemas sexuales en las parejas heterosexuales es el enorme desconocimiento de la anatomía femenina y de su funcionamiento por parte del hombre. El sexo con una mujer no tiene que enfrentarse a esta problemática porque sabe perfectamente dónde están los mecanismos de placer y, lo que es más importante, cómo funcionan.

Por si no hubiera suficientes ventajas, el sexo entre mujeres se caracteriza por una mayor creatividad y también más durabilidad. Al omitir la ecuación estimulación, penetración, eyaculación, los tiempos se alargan y no hay un punto y final tan evidente para una sesión de sexo. Aunque si hay algo en lo que no se diferencia el sexo con hombres del sexo con mujeres es en las ganas y el empeño.