10 cosas que todo hombre debería saber sobre sus testículos

Descubre cuándo la variación de su tamaño puede ser un problema

Lidia Nieto

12 cosas que todo hombre debe de saber sobre los testículos

Los testículos son los principales productores de testosrena, hormona sexual masculina que juega un papel fundamental para el aumento de la masa corporal y ósea, el crecimiento de pelo corporal y la prevención de enfermedades como la osteoporosis. Pero los testículos esconden un montón de secretos más que quizás desconocías. 

El test sobre los testículos

+¿Dónde están los testículos?

Probablemente, o mejor dicho, casi seguro que sabes dónde están los testículos, pero puede que desconozcas que el testículo derecho no está alineado con el testículo izquierdo, estando uno de ellos más bajo que el otro (no tiene por qué ser el más grande el que cuelgue). El testículo derecho suele ser ligeramente más grande que el izquierdo y el tamaño ronda 2 pulgadas por 1 pulgada. 

+ Más grande no es necesariamente mejor 

Según un estudio de la Universidad de Emory (Estados Unidos), aquellos hombres que tienen los testículos más pequeños se involucran más en la crianza de los hijos. ¿Estás de acuerdo? 

+ Tres son multitud 

12 cosas que todo hombre debería saber sobre sus testículos

¿Conoces el llamado síndrome poliorquidismo? Se trata de una condición extremadamente rara, pero no insual en aquellos hombres que presentan tres testículos en lugar de dos. Si notas que tienes una masa extraña en el escroto, consulta a tu médico para que te descarte esta patología. 

+ Dolor en los testículos 

¿Qué hombre no ha recibido alguna vez en su vida una patada o un balonazo en los testículos? Una acción que provoca un gran dolor en esta parte del cuerpo masculino, pero que pasados unos minutos desaparece como ha venido. Pero, ¿qué ocurre cuando ese malestar se prolonga en el tiempo y va unido a un hinchazoón o inflamación en esta zona? Es necesario consultar al médico para descartar torsión testicular, epididimitis, hernia inguinal, tumor testicular u orquitis. 

+ Testículos con pequeños bultos 

Todo hay que decirlo, los testículos (conocidos coloquialmente como pelotas) no resultan muy atractivos a la vista del ojo humano. Pero no por ello habría que dejar de examinarlos de vez en cuando por si notas que aparecen pequeños bultos en la zona o alguna vena ha variado su tamaño. No suele tratarse de nada grave, pero más vale prevenir. 

+ Testículos fríos 

La temperatura normal del cuerpo de un hombre suele rondar los 36 grados, pero la de los testículos se sitúa siempre de 1 a 3 grados por debajo de esta media. ¿A qué es debido esta circunstancia? Una temperatura más fría hace que los espermatozoides permanezcan en reposo hasta que se tengan relaciones sexuales o se produzca la masturbación. 

+ ¡Arriba testículos! 

testículos

¿Qué pasa con los testículos en el momento de la eyaculación? Estos se levantan. ¿Y cómo lo hacen? ¿Los dos a la vez? No, el testículo derecho -ya de por sí en situación más aventajada que el izquierdo (mirar punto '¿dónde están mis testículos?')- empieza a moverse hacia arriba antes que el izquierdo.  

+ Mima tus testículos 

Al igual que otras partes del cuerpo, a los testículos hay que cuidarlos y mimarlos. ¿Cómo? No fumando ni bebiendo -reducen la cantidad de espermatozoides-,  vistiéndote con ropa cómoda -evita siempre prendas demasiado ajustadas-, estableciendo una buena higiene íntima, y protegiéndolos con una copa protectora cuando practiques algún tipo de deporte de contacto o montes en bicicleta. 

+ Los testículos y su variación de tamaño 

El momento de excitación sexual es sinónimo de cambio de tamaño en los testículos de un hombre, pudiendo aumentar en un 50 por cierto o más. Probablemente no te hayas percatado de este detalle -no es momento de pensar mucho- pero puede que tu pareja sí se haya dado cuenta. Tranquilo, a los pocos minutos y una vez que el momento de éxtasis se ha visto reducido, los testículos vuelven a su tamaño habitual. Solo en el caso de que notes que no regresan a su tamaño normal o se agrandan en otros momentos, deberías consultar con tu médico de cabecera o especialista. 

+ Chequea tus testículos

Una vez al mes, todos los hombres deberían examinarse los testículos para comprobar, por ejemplo, que el tamaño de los mismos sigue igual, que no tiene ningún tipo de bulto extraño y que la que forma no ha variado. Para tal chequeo, basta con tocarse superficialmente por la zona para ver que todo sigue igual. ¿El mejor momento para este cometido? Cuando te duches.