Ardor en la vagina tras el sexo

Las razones por las que puedes sentir dolor vaginal

María José Roldán Prieto

En ocasiones durante el coito las mujeres pueden tener dolores en la vagina, algo que puede causar problemas en las relaciones sexuales con la pareja. Además el sexo cuando duele, también puede influir emocionalmente de forma negativa tanto en la mujer como en el hombre. Así que si existe dolor en las relaciones sexuales hay que abordar el problema tan pronto como ocurre. 

Ardor vaginal tras las relaciones sexuales 

Muchas veces las mujeres pueden experimentar dolor durante el coito cuando no ha habido suficiente lubricación natural, cuando esto ocurre el dolor se puede evitar estando más relajada, con más cantidad de juegos previos que puedan excitar a la mujer y sobre todo con el uso de un lubricante sexual.

Pero en otros casos de relaciones sexuales dolorosas, pueden ser a causa de otros factores como por ejemplo: El vaginismo. Son espasmos involuntarios de los músculos vaginales por el temo de la mujer de ser herida. También podríamos hablar de infecciones vaginales. Infecciones causadas normalmente por hongos.

Otra causa son los problemas en el cuello uterino. En este caso, el pene al alcanzar el cuello uterino en una penetración profunda puede causar dolor. En otro orden de cosas, hablamos de los problemas en el útero. Pueden incluir fibromas que pueden causar dolor en las relaciones sexuales.

Por otra parte, también puede deberse a una endemetriosis. El tejido que reviste el útero crece fuera del útero y causa dolor en las relaciones sexuales, al igual que los problemas en los ovarios que podrían incluir quistes.

Ardor vaginal en el sexo

Más causas del dolor vaginal tras el sexo 

En otros casos está presente una enfermedad inflamatoria pélvica. Se inflaman los tejidos y la presión en las relaciones sexuales duelen, al igual que un embarazo ectópico que trata de un embarazo en el que un óvulo es fecundado pero se desarrolla fuera del útero.

Por último, hay otros factores que podrían tener que ver, como por ejemplo: la menopausia, ya que puede haber sequedad vaginal; las relaciones sexuales demasiado pronto después del parto o la cesárea; enfermedades de transmisión sexual (ETS) y las lesiones en la vulva o en la vagina.

Algunos de los dolores que sienten las mujeres en las relaciones sexuales no necesitan un tratamiento médico como por ejemplo el dolor al tener sexo demasiado pronto después del parto, esto se soluciona esperando los 40 días antes de tener sexo de nuevo. En el caso de sequedad vaginal únicamente se necesitará lubricante sexual.

Pero en otros casos las mujeres sí que necesitan acudir al médico para tratar las relaciones sexuales dolorosas, como por ejemplo la menopausia. En ocasiones el dolor sexual tiene que ver con trastornos emocionales y se necesitaría de terapia psicológica. Si presentas síntomas como sangrado, lesiones, períodos irregulares, flujo vaginal extraño o contracciones vaginales involuntarias, deberías acudir a tu médico para buscar soluciones lo antes posible.