Remedios caseros para la impotencia sexual femenina

La alimentación te ayudará a combatir la falta de apetito sexual

Marta Valle

Remedios caseros para la impotencia sexual femenina

Suele ser muy habitual que se hable de los problemas que tienen los hombres para mantener relaciones sexuales, por lo que tendemos a olvidar el hecho de que las mujeres también pueden sufrir un trastorno como la impotencia sexual femenina. Se trata de un problema, muchas veces desconocido, que padecen algunas mujeres y que influye definitivamente a la hora de mantener relaciones íntimas. Esta falta de deseo sexual, o frigidez femenina, puede estar condicionada por diferentes motivos, generalmente relacionados con modificaciones sustanciales a nivel hormonal aunque también pueden influir elementos como el estrés, los estados depresivos o el agotamiento físico. Anomalía que es posible tratar a base de una serie de remedios caseros.

Tratar la impotencia femenina a través de remedios caseros

1 Una de los remedios caseros fundamentales para combatir la impotencia femenina se basa en la introducción en nuestra dieta de algunos alimentos saludables para nuestro organismo como los frutos secos, algunos tipos de semilla como las de calabaza o los huevos. Los brotes de alfalfa, el aceite de oliva, la soja y el aceite de sésamo resultan también productos importantes para combatir la falta de deseo sexual. Por su parte, el cebollino es un vegetal que contiene minerales fundamentales para que el cuerpo de la mujer genere hormonas sexuales.

2 La raíz de jengibre se puede utilizar a modo de remedio casero para sanar los problemas de impotencia y de disminución de la libido femenina gracias a sus excelentes resultados en esta clase de contextos. También la infusión de damiana y el té de zarzaparrilla roja resultan soluciones muy efectivas contra la frigidez, ya que disponen de un efecto estimulante que es capaz de despertar el apetito sexual.

3 Otro remedio casero que podemos utilizar para combatir la impotencia sexual femenina consiste en macerar durante 15 días unas 8 hojas de mango en un litro de ron o de aguardiente. Una vez transcurrido ese periodo, hemos de combinar esta mezcla con una taza de agua y una cucharada de jarabe de berro. Para que este remedio disponga un efecto positivo sobre nuestro apetito sexual tendremos que tomarlo una o dos veces al día.