Consejos para usar el vibrador correctamente

Todo lo que tienes que saber antes de usar el vibrador

Laura Sánchez

Cómo usar el vibrador

No vamos a mirar para otro lado cuando es evidente que tenemos ciertas necesidades y que además nos gusta mejorar en todos los aspectos de nuestra vida, también en nuestra vida sexual. Y tanto si tienes pareja como si estás soltera, hay en el mercado amplias posibilidades de que encuentres a tu mejor amigo en la cama. Sí, estamos hablando de un vibrador y queremos darte algunos consejos para usar el vibrador correctamente y que lo adores.

Por qué debes hacerte con un vibrador ¡ya!

Puede que hasta ahora te las hayas arreglado muy bien tu solita. Puede que tengas pareja y piensas que no necesitas nada más para disfrutar de los encuentros sexuales con tu novio, pero cuando pruebes el vibrador comprobarás con gran deleite por qué es el juguete sexual más vendido en todo el mundo.

Un vibrador hará más placentera tu vida sexual. Y la de tu pareja también. Da igual que ya consigas orgasmos tú sola sin ninguna ayuda extra, pero es que este juguete sexual te lo pone más fácil, más excitante y más intenso. ¿Cómo resistirse? Además, siempre es conveniente experimentar en el sexo porque así es como se hace escuela.

Bienvenida al mundo de los vibradores

Te lo estás pensado, quieres comprar un vibrador, entras en Internet y ves las mil y una posibilidades de juguetes que existen. ¿Cuál elegir? Tal vez esa es la decisión más complicada de todas porque hay tanta variedad...

Bien, ¿cuál te gusta más? Así a primera vista. La primera impresión importa y es la que cuenta. Tiene que ser una especie de amor a primera vista. Este me gusta, este me lo quedo. Pero espera, ¿es un vibrador sencillo o tiene complementos aún más excitantes?, ¿se puede usar en el agua? No, para la piscina no, para la bañera.

A estas alturas de la era tecnológica, procura que tu vibrador no sea de goma. Y si tienes pareja, contempla la posibilidad de que tenga un control remoto para los juegos a dos. No te quedes con una sola opción, hay unos estupendos juguetes que además de penetración estimulan el clítoris al mismo tiempo. Suena bien, ¿verdad? Ahora vamos a ver cómo se juega con tu nuevo mejor amigo.

Consejos para disfrutar del vibrador

Consejos para usar el vibrador correctamente

Sí, hay formas y formas de usar el vibrador y tú tendrás que ser la encargada de ir descubriéndolas poco a poco. Todo vale, porque estamos hablando de darte placer a ti misma y nadie mejor que tú para saber lo que necesitas. Pero hay algunas recomendaciones previas.

+ Lee bien las instrucciones de tu vibrador y síguelas al pie de la letra. Suelen referirse al mantenimiento del juguete.

+ El material es importante porque hay materiales porosos y no porosos y de ellos dependerá la forma de lavar el vibrador. Para ahorrarte problemas, la silicona, pero no el caucho de silicona, es el más indicado y también el más frecuente.

+ El vibrador se lava después de cada uso con agua y jabón ph neutro. No hace falta que lo hiervas ni que lo metas en el lavavajillas. Y si lo guardas junto con otros juguetes, también deberías lavarlo antes de usarlo.

+ Por eso es mejor que lo guardes solo en una bolsita que seguro que te proporciona el fabricante en el embalaje. Lo de no compartir espacio con otros juguetes sexuales es para evitar que las bacterias se propaguen de un juguete a otro y del juguete a tu cuerpo.

+ Comprueba la intensidad de las vibraciones en otras partes del cuerpo antes de usarlo por primera vez. El clítoris es una zona especialmente sensible y puede que necesites una intensidad menor.

+ Puedes usarlo todo el tiempo que quieras.

+ Si te preocupan los ruidos, ten en cuenta el sonido de las vibraciones a la hora de comprarlo, porque hay algunos más ruidosos que otros.

+ El tamaño no lo es todo. Puede que el tamaño del pene importe (a veces), pero aquí lo que importa es la vibración.

+ Tienes que comprobar antes de usarlo (vendrá en las instrucciones de uso) con qué tipo de lubricantes es compatible tu vibrador dependiendo del material con el que esté hecho. Esto es importante, ya que un lubricante incompatible puede estropear la superficie.

+ Acuérdate de quitarle las pilas cuando lo guardes, aunque sepas que lo vas a volver a usar mañana.

+ Una última recomendación. Guarda los prejuicios bajo llave antes de usar el vibrador y ¡disfruta!