Fetichismo de los pies: deseo sexual

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Nada como tener unos pies cuidados, bonitos y sanos para completar una imagen sexy e irresistible. Mientras que a muchas personas los pies les parecen algo poco erótico, a otras muchas les parecen el colmo de la sexualidad. El fetichismo de los pies es esa tendencia que coloca a los pies como principales impulsores del deseo sexual.

Fetichismo de los pies: el deseo más íntimo 

El fetichismo de los pies no es una moda sexual de nuestros tiempos, ni ha sido rescatado de novelas eróticas tipo '50 sombras de Grey'. Nada de eso. Que sean los pies los que enciendan la pasión de algunas personas se conoce desde la antigüedad y son muchas las celebrities que han confesado su particular predilección por los pies, como Madonna, Ricky Martin o Quentin Tarantino.

Parece claro que el fetichismo de los pies considera esta parte del cuerpo como el lugar más erótico y los motivos pueden tener su base científica si atendemos a esas teorías que colocan los pies y los genitales en áreas contiguas en el córtex somático-sensorial. Los fetichistas de los pies encuentran el máximo placer sexual al ver unos pies bonitos, tocarlos, lamerlos o cumplir con ellos cualquiera de sus fantasías.

Para las mentes más conservadoras y tradicionales, debemos advertir que el fetichismo de los pies no es una enfermedad, ni una aberración, ni siquiera se considera una práctica sexual fuera de lo común, dado el gran número de personas que sienten esa fascinación sexual por unos pies cuidados. Más difícil sería convencer a esas otras personas para las que los pies no solo no son un objeto de deseo, sino que además les producen un enorme rechazo.