Los mitos de los alimentos afrodisíacos

Sergio Gallego

Hay una gran cantidad de alimentos considerados popularmente como afrodisíacos, es el caso del chocolate, las fresas o la canela. En principio si te tomas uno de estos productos, tu libido vuelve y hay una aumento del apetito sexual. Según algunos nutricionistas, esto no es más que un mito ya que no hay alimentos que contengan ninguna sustancia que pueda ayudar a despertar el deseo sexual en el organismo humano, estando más en la propia mente de la persona.

Mito o realidad de los alimentos afrodisíacos

Todos los expertos coinciden en que no está científicamente probado que un alimento en sí mismo sea un afrodisíaco. Son los factores que le rodean lo que hace que dicho alimento pueda despertar la libido en la persona en cuestión. Un entorno propicio, una buena compañía y sobretodo los propios estímulos en el cerebro hacen que al comer ese alimento, la persona empiece a despertar su apetito sexual. 

No es lo mismo comerse un plato de fresas con chocolate fundido mientras estás en una cena de trabajo que si estás con tu pareja dentro de un jacuzzi. El entorno es diferente pero las propiedades de la fresa y el chocolate son las mismas. Es por ello que no existe un alimento que al comerlo te ayude a despertar tu deseo sexual, la clave como he explicado anteriormente se encuentra en el entorno en el que te crees.

Sin embargo, algunos expertos creen que hay algo de realidad, ya que algunos alimentos pueden poseer algún tipo de propiedad que ayude a potenciar el deseo sexual. El chocolate podría tener algún componente afrodisíaco ya que su ingesta ayuda a activar la serotonina, una sustancia que ayuda a la persona a sentirse bien consigo mismo. Las ostras es otro de los alimentos conocidos por sus poderes para activar el apetito sexual, este poder se puede deber a ser ricas en minerales como el cinc o el magnesio. 

Puedes leer más artículos similares a Los mitos de los alimentos afrodisíacos, en la categoría de Sexualidad en Diario Femenino.