Qué posturas sexuales les gustan a los Piscis

Sigue los consejos del horóscopo para darle más placer a este signo del zodiaco

María Fernández

Disfruta al máximo con el sexo del hombre Piscis y haz que él tenga mucho placer con alguna de las posturas sexuales que más le gustan. Así es el hombre Piscis en cuanto al sexo según las cualidades que le designa el horóscopo. Atrévete a conocer un poco más a los hombres bajo este signo del zodiaco. Pero, empecemos por el principio. ¿Sabes qué posturas sexuales les gustan a los Piscis? El zodiaco te da las claves que necesitas. 

Lo que más les gusta a los Piscis en el sexo

+ Piscis es muy versátil

El hombre Piscis es una caja de sorpresas. Dependiendo del día, cambia su posición sexual favorita. Se trata de un signo muy versátil que se adapta a las circunstancias del momento y a los gustos de la persona con la que está teniendo el sexo. Por ejemplo, tras uno de esas jornadas laborales extenuantes, le gusta más el misionero, es decir, tumbarse frente a frente el uno del otro.

+ Su postura favorita cuando se acuesta con su amor

De hecho, el misionero es su postura preferida cuando se trata de una pareja a la que de verdad quiere. Poniéndose encima Piscis no solo consigue que los dos cuerpos estén en total contacto y, por tanto, puedan sentirse el uno al otro, sino que también puede mirar a la otra persona a los ojos y darle cómodamente todos los besos que quiera.

+ Pero también le gusta experimentar en la cama

Sin embargo, hay otros días en los que al hombre Piscis le entran muchas ganas de experimentar cosas nuevas. Proponle practicar sexo de pie… que te coja en brazos y te apoye contra la pared mientras te penetra lentamente. Busca la postura en la que tú te encuentres más cómoda y él también disfrute. Prueba de pie, sentados, tumbados, directamente en el suelo… En estos casos, quien gana es quien tiene más imaginación.

+ Le gusta aprovechar lo que le rodea

Al hombre Piscis le gusta aprovechar el mobiliario que le rodea durante el sexo. Probad a ponerte tú sobre la mesa y que él permanezca de pie. También puedes ponerte de pie y que te penetre desde detrás mientras tú te reclinas sobre una silla. ¿Y has probado alguna vez a hacerlo en una ducha o bañera? Puede ser una buena forma de acabar con la rutina en el sexo.