Los 10 secretos de belleza de Marilyn Monroe

¡Toma nota!

Andrea Azcona

Los 10 secretos de belleza de Marilyn MonroeMarilyn Monroe. Gtres.

Para muchas Marilyn Monroe es algo más que una actriz o un icono de belleza: un ejemplo a seguir. Su maquillaje y estilo es uno de los más imitados de todos los tiempos y es que la artista sabía lo importante que era cuidar su imagen para estar siempre estupenda.

En Diario Femenino te desvelamos los secretos de belleza de Marilyn Monroe que conquistaron Hollywood.

Los 'beauty tips' de Marilyn Monroe que conquistaron Hollywood

+ Labios rojos. La actriz desveló que no usaba un solo tono de rojo en sus labios, sino que combinaba varios para crear esa sensación de profundidad y volumen, poniendo los tonos más oscuros en las comisuras y los más claros, en el centro de su boca.

 

+ Piel radiante. Marilyn resplandecía en pantalla y fuera de ella, su piel se mantenía radiante con un brillo muy característico. ¿Su secreto? Utilizaba crema, vaselina y hasta una loción con hormonas para que el bello natural y piel de la tez se iluminara.

+ Pestañas XXL. También la actriz hacía uso de las pestañas postizas para aumentar el volumen y largura de sus pestañas, pero solamente se colocaba la mitad de ellas para que el efecto fuese lo más natural posible.

+ Doble delineado. Para lograr una mirada felina, Marilyn delineaba sus ojos por ambos párpados: superior e inferior, siguiendo la sombra de sus pestañas, con lápiz delineador.

+ Tratamiento nocturno. Tras las intensas jornadas de grabación exponiendo su piel a los focos de luz, la actriz trataba de reparar los daños diurnos aplicando cremas reparadoras con nutrientes a la hora de dormir.

+ Rubio platino. Pese a no ser rubia natural, la actriz hizo de su color platino uno de los más deseados. Para conseguirlo Marilyn decoloraba su cabello constantemente. Tampoco lavaba su cabello a diario para no dañar su color platino, se aplicaba polvos de talco en las raíces.

Los 10 secretos de belleza de Marilyn MonroeMarilyn Monroe. Gtres

+ Cejas perfectas. Sus cejas siempre estaban perfectas, sin un solo pelito fuera de lugar. Arqueadas y bien delineadas con la ayuda de un profesional, hacían que el rostro de marilyn adquiriese ese toque personal.

+ Piel blanca. La actriz confesó que no se exponía al sol para broncearse porque consideraba que la piel más sexy era la natural de una misma, por ello mantenía su tono blanco natural perfectamente cuidado.

+ Figura real. Su cuerpo era el de una mujer real con curvas, algo de lo que ella estaba muy orgullosa. La actriz únicamente practicaba una corta rutina para el pecho y nada más.

+ Belleza perfumada. Marilyn decía que la confianza y seguridad de una mujer estaban en su fragancia persona, y el olor favorito de la actriz era 'Channel nº5' con el que incluso se perfumaba para dormir.