¿Cuándo puedo volver a tener relaciones sexuales después de dar a luz?

Debes estar preparada físicamente y emocionalmente…

Tamara Sánchez

¿Cuándo puedo volver a tener relaciones sexuales después de dar a luz?

El embarazo trae consigo una oleada de felicidad y alegría: un nuevo miembro llegará en tan solo nueve meses a la familia y eso solo puede ser motivo de dicha. Para las futuras mamás, el hecho de traer al mundo un bebé supone un sube y baja de emociones, además de un millón de preguntas acumuladas en la cabeza. Una de ellas y la que más nos concierne en este artículo es la referida a las relaciones sexuales.

El embarazo no debe suponer problema alguno a la hora de seguir teniendo sexo con la pareja, de hecho, mantener relaciones mientras se está embarazada tiene muchísimos beneficios. Sin embargo, después de dar a luz la cosa cambia mucho. ¿Se pueden tener relaciones sexuales tras el parto? ¿Cuándo puedo retomar mi vida sexual? Esto es exactamente lo que te vamos a resolver a continuación. Muy atenta.

¿Cuándo retomar la vida sexual después de dar a luz?

La respuesta a esta pregunta no es única y depende de muchísimos factores. Cada mujer y cada pareja es un mundo y lo más importante es ser consciente de las posibles dificultades que pueden surgir. Es primordial sentirse apoyada en todo momento para tratar de evitar la tan temida depresión postparto.

Una vez que tengas esto claro, puedes consultar los periodos más habituales de espera para volver a reiniciar tu vida sexual:

+ Si el parto ha transcurrido con normalidad: deberás esperar como mínimo los 40-42 días correspondientes a la cuarentena. Esto significa que debes tener paciencia y esperar a que la episiotomía esté cicatrizada, que hayan remitido los loquios (el sangrado que presenta la placenta al desprenderse) y que tu pelvis se haya recuperado por completo.

+ Si el parto no necesitó una episiotomía: es muy probable que tu recuperación se adelante y puedas tener sexo con penetración mucho antes.

+ Si el parto fue por cesárea: es aconsejable esperar unas seis semanas después de dar a luz para no empeorar la cicatrización de la herida generada en la pared del útero.

Es muy posible que en las primeras relaciones sexuales tras dar a luz, sientas algunas molestias y cierta sequedad vaginal. Esto es totalmente normal y es debido a todos los cambios que se han producido en tu cuerpo tanto a lo largo del embarazo como durante el parto. No obstante, si los puntos de sutura ya están cicatrizados y tus genitales se encuentran recuperados al 100% no tienes por qué tener miedo a retomar el sexo. Eso sí, si esas molestias perduran, son excesivas o se producen sangrados, lo mejor es que acudas a consulta médica para que sea tu ginecólogo quien te dé las pautas a seguir.

¿Qué hago si mi pareja quiere tener relaciones antes que yo?

Esto es algo que suele ocurrir muy a menudo y para afrontarlo y que no termine desembocando en un problema mucho más grave, se necesita muchísimo amor y entendimiento por ambas partes. Es importante que te sientes a hablar con tu pareja y le trasmitas lo que sientes tanto emocionalmente como físicamente. Explícale las molestias que sientes y hazle entender que todavía no te sientes preparada para retomar el sexo.

Una vez que la comunicación entre vosotros haya sido efectiva, os debe quedar claro a ambos que el sexo no se trata únicamente de penetración. El período de “abstinencia forzada” no impide a la pareja experimentar otras muchas formas de intimidad. De hecho, las palabras y las caricias despiertan mucha más sensaciones para la mujer que la penetración vaginal.

Consejos prácticos para el sexo después del parto

Es totalmente normal que durante los primeros meses con tu bebé disminuya el deseo y la actividad sexual. Esto es debido a la gran exigencia física que supone tener y cuidar a un recién nacido, así como el periodo de adaptación al nuevo papel de padres. Lo habitual es que antes del año se haya retomado con normalidad la vida sexual en pareja. Estos son algunos consejos prácticos para el sexo después del parto:

+ Un lubricante puede serte de gran ayuda si el área perineal se encuentra todavía sensible. También puede resultarte útil era compensar la sequedad vaginal presente en esta etapa.

+ No es obligatorio que lleguéis hasta el final la primera vez que tanto tu pareja como tú os decidáis a retomar la vida sexual. Podéis comenzar con unas caricias e ir incrementando el grado de excitación poco a poco.

+ Lo mejor es que, en el momento de mantener relaciones sexuales, escojáis una postura que no te genere demasiada presión sobre la zona que tienes sensible.

+ Si tu problema principal es el cansancio, intenta hacer el amor en el momento en que tu bebé se esté echando la siesta. De esta forma, estarás más liberada y tranquila y podrás disfrutar al máximo.

+ Realiza los ejercicios de Kegel para que tu vagina recupere su tono muscular, aliméntate bien y bebe mucho líquido. Poco a poco irás recuperando las ganas de retomar el sexo, ¡te lo aseguramos!