Tanga: 5 momentos en los que mejor olvidarse de él

¿Ha dejado el tanga de ser tendencia?

Lidia Nieto

ponerse un tanga

Que levanten la mano aquellas mujeres que han usado tanga más de una vez en su vida, ¿todas verdad? Y en dos, tres o más ocasiones. Ahora, que levanten las manos las que, después de casi dos décadas de "sufrir" con esta prenda interior, han abandonado el tanga y lo han reemplazado por otro tipo de braguitas (brasileñas, culottes, bikini, hipster, boxers...). Si todavía estás enganchada al tanga, quizás deberías saber que hay situaciones poco aconsejables en las que es mejor no llevarlo. ¿Sabes de qué hablamos?  

1 Tanga y faldas cortas, ¡una relación imposible!

Si no quieres tener un momento embarazoso, cambia el tanga por una clásica braga cuando decidas ponerte falda muy, muy, muy corta (esto suele darse, sobre todo, en verano). Más que nada porque al mínimo movimiento que hagas, todo el mundo podrá ver tus partes más íntimas y eso no quieres, ¿verdad? Además, cuando te sientes en la silla de un restaurante o en el banco o el césped del parque estás exponiendo a tu vagina a múltiples bacterias que pueden derivar en una infección vaginal. Más vale prevenir que lamentar, ¿no? 

2 La regla y tanga, ¡inviables!

Si estás con el periodo o sospechas que en los próximos días la menstruación te hará una visita, ¡pasa del tanga! Aunque lleves tampón en ponerse un tangalugar de compresas, los primeros días tu flujo puede ser abundante y escurrirse rápidamente por este tipo de braguitas. ¿O es que acaso eres la reina de los 'Tierra trágame'? Además, ¡no estás lo suficientemente protegida! 

3 El tanga, ¡prohibido en mujeres con cistitis!  

Cistitis o candidiasis son enfermedades muy comunes en las mujeres. ¿Sabes un remedio para hacerlas frente? Dormir desnuda, y es que los hongos vaginales aparecen en ambientes cerrados y cálidos, así que di no al tanga a la hora de dormir y sí a la ropa suelta, o ni eso. 

La guerra entre el tanga y las almorranas 

Si las hemorroides o las almorranas ya resultan dolorosas de por sí, imagínate si en los días en los que te pican y te molestan más decides ponerte un tanga. ¡Tu sufrimiento te multiplicará por dos! 

5 Si sales a comprarte un bikini o bañador

Ya sabes que cuando te pruebas un traje de baño no puedes ni debes quitarte las braguitas, ¡nunca sabes quién se lo ha podido poner antes! Si cuando vas de comprar para hacerte con un bikini o bañador llevas tanga, a la hora de probártelo tus partes más íntimas entrarán en contacto con "esa braguita" y no sabes quién se lo ha puesto antes ni si tenía algún tipo de infección vaginal. 

Moderna de Pueblo confesó hace unos días en su cuenta de Instagram que enterraba el tanga. Tú, ¿en qué momento estás de relación con el tanga? ¿lo has desterrado para siempre o solo en los casos que te hemos contado? ¡Queremos saber tu opinión! 

tanga y moderna de pueblo