El dilema de Jessica Bueno: ¿su hijo o Kiko Rivera?

Pedro Oliver

Jessica Bueno se traslada con el pequeño Francisco a Éibar

Jessica Bueno quiere pasar página y olvidar el conflicto que mantiene con, Kiko Rivera, padre de su hijo Francisco, por el traslado de ella y el niño a Éibar.

La joven presentó el pasado miércoles la nueva colección de vestidos de novia de la firma St. Patrick para la temporada 2014 y lo hizo en medio del vendaval mediático que ha causado su traslado a la localidad vasca de Éibar donde vive su novio J. Peleteiro.

En medio de la polémica suscitada, Jessica habló ante los medios pero midiendo cada una de sus palabras para que no pudieran ser mal interpretadas. La joven mientras tanto intenta pasar de puntillas por su traslado a Éibar y contestaba con frases como "no me siento cómoda hablando de esto", "es un tema difícil de hablar" o "solo busco mi felicidad".

Jessica Bueno reconoce que el bebé también tiene que estar con Kiko Rivera

Tras el aluvión de preguntas sobre su futuro junto a Jota Peleteiro y el pequeño Francisco, Jessica tuvo tiempo de acordarse del padre de su hijo y lo importante que es tanto para él como para el niño que pasen tiempo juntos: "A mi lo que me importa es el bienestar de él. Y él siempre que esté a mi lado va a ser feliz sea en un sitio u otro pero también es justo que esté al lado de su padre" unas palabras que dejan claro que no se olvida de la parte que le toca a Kiko Rivera.